lunes, 10 de diciembre de 2012

A VECES SOMOS RICOS Y NO LO SABEMOS










Un  sábado, luego de reflexionar sobre una situación personal  un poco difícil, pero remediable, caí en un estado de tristeza , la cual se apoderó de mi por unos instantes, gracias a Dios breves.

Al día siguiente mientras barría el frente de mi casa me detuve a pensar en Francina, una joven ingeniera, dominicana y bella, con todo el mundo por delante, a quien unos desaprensivos  le  dispararon  cegándole la visión, cambiándole  totalmente la vida…Mis problemas son nada  si los comparo con lo que le ocurrió a ella.

Pensé mucho  en ella, especialmente en su madre y cómo la vida dio un giro tan grande.

Francina para mi es una chica de una grandeza espiritual ilimitada, tengo la impresión de que  a ese tipo de gente es muy difícil ganarle la batalla, ya ha demostrado una gran valentía e inclusive dijo que perdona a esos malditos…mientras yo pienso en la pena de muerte.

Cuando uno tiene que involucrarse emocionalmente con este tipo de situaciones, es  casi imposible mantener la cordura, ya que la rabia y la impotencia son más fuertes.

Francina, tu forma de proceder ante esta situación me hace sentir pequeña, pienso que a las personas como tú  son difícles de aplastar , estoy totalmente convencida de que lo ocurrido no va a ser un motivo para que se te estanque la vida…ERES UNA VENCEDORA!

EL GUASON…DRAMA DE UN TRASTORNO

Siempre he afirmado que el mejor parámetro para saber si una película es buena o mala, es mi cuerpo, y las reacciones emocionales que ...