miércoles, 20 de junio de 2018

MÁS VIVENCIAS CON LOS TAXISTAS



Con tantas cosas que suceden con estos personajes,creo que podré terminar escribiendo un libro.

Hace unos días, tenía que hacer unas diligencias en el banco, debía retirar una cantidad de dinero, en realidad sentí miedo de ir sola, y  procedí  entonces  a llamar a una compañía de taxi.

Vino un señor bastante maduro, le solicité que me llevara al banco, me esperara y que luego me llevara a mi casa. Tan pronto oyó lo último, me dijo que era muy lejos, yo le respondí que si viviera cerca, no pagaría ese servicio.

Al oír mi respuesta, me dijo que iba donde el cliente dijera, pero cuando salí hacia el banco, le dije que si podía dejar un bulto que yo tenía, ya que asumí que  me esperaría, él me dijo que  me lo llevara,  que se iba a estacionar bien. Eso me dio mala espina, no obstante le pedí un número de celular.

Aproximadamente en cinco minutos terminé la transacción, pero lo llamé cinco veces y nada de responder. El señor me dejó plantada, con tan mala suerte que llamé nueva vez a la compañía de taxi, y resultó que  la persona que vino, era nada más y nada menos que el encargado de disciplina.

Tan pronto le comenté lo ocurrido, llamó a la compañía y denunció el comportamiento  del taxista…La respuesta fue ocho horas suspendido. Entiendo que se mereció el castigo.



martes, 19 de junio de 2018

VIVENCIAS EN LOS TAXIS



Por difícil que esté la situación, algunas veces en la semana me veo precisada a abordar taxis. Tengo varios con los cuales interactúo, pero soy cautelosa cuando recién los acabo de conocer.

Hace algunos días, llame a una compañía por primera vez, Y vino un señor de un aspecto bastante raro.

Prendió el radio, y empezó a cantar Jennifer Lopez: ¿Y el anillo  pa` cuando?,  de manera inmediata,  arrancó hablando muchas cosas feas de dicha artista, de modo tal que parecía que la conocía de toda la vida.

Me mantuve en silencio, y entonces  él empezó a hacer afirmaciones que ya me estaban saturando, y  realmente me molesté, cuando  dijo que ella era una loca, que jamás miraría una mujer así.

Incómoda le dije que  él jamás podría acercarse a ella, entonces  dijo que porque él no tenía dinero.

Entendí que la conversación debía cerrarse ahí mismo y con mucha rectitud le dije: Voy a proceder a colocarme unos audífonos para oír cosas agradables, y usted, por favor atienda al volante…Muchas gracias.

El señor no habló ni una  sola palabra, yo empecé a oír a Marcos Yaroide, y cuando llegué como si nada hubiera pasado me dijo: Adios, que tenga un buen día y que  Dios la compañe.

lunes, 18 de junio de 2018

CONFORME 18/16/2018




Siempre comento con mi compañero de vida, que en esta etapa, en la mayoría de las ocasiones debemos ser conformes, y no vivir pensando en lo que hacíamos y ahora no podemos hacer, vamos a disfrutar el aquí y el ahora, realmente es  lo que tenemos.

Viene a mi mente las letras de un merengue que dice: ``Tan buen piquero como era yo y ahora no puedo subir la voz``. No pude encontrar el autor, pero no importa, los años pasan, dejan sus huellas, y debemos tomarlo con la mejor de las filosofías.

En eso pensaba, mientras caminaba sola hoy en la mañana. Hace un tiempo, mi marido y yo le dábamos tres vueltas al cementerio de la Avenida Máximo Gómez, nos sentíamos como dos verdaderos atletas, luego empezamos a dar dos, y ahora caminamos cuando nuestros huesos  están de acuerdo, pero caminamos.

En vez de lamentarme, mentalmente le iba dando gracias al gigante, debido que aún lo permite. Como ya habíamos decidido que cuando yo caminara sola, iba a dar varias vueltas alrededor de  una estación de gas que hay en nuestro sector, así lo hice, y de repente mis ojos vieron los siguientes letreros en dos vehículos que estaban estacionados:

-``La gloria es de Dios``
-``Con Dios todo lo puedo´´
Solo atiné a repetir: ¡AMEN!

miércoles, 6 de junio de 2018

LA PACIENCIA



Oí a una persona decir que a Dios se le pide sabiduría, no paciencia,  esta última es un don, pero qué difícil es mantenerla, debido a que tenemos la tendencia natural a pretender que los demás actúen igual  que nosotros.

Pienso que dentro de nuestros propósitos debe estar cultivarla, ya que cuando sabemos manejarla, tenemos el poder sobre algunas situaciones peligrosas, muchas veces es la llave que abre las soluciones.

La necesitamos en todos los lugares, en el trabajo, en el hogar, en la calle, con las amistades.

El buen manejo de ella impide que fracasemos, que tengamos que asesinar a un superior necio, nos ayuda a perseverar en las cosas que esperamos, nos ayuda a triunfar donde  otros fracasaron, nos abre puertas que a otros se les han cerrado.

martes, 5 de junio de 2018

CORO UTE




UTE significa Universidad de la Tercera Edad, con un slogan que decía: “La Universidad de la Vida y la Esperanza.”

Cuando estudié allá, estaba prohibido decir que “loro viejo no aprendía a hablar”, la edad requerida para ingresar era 35 años.  Allí viví muchos momentos felices.

En muchas ocasiones me pregunto ¿cómo pude completar esa carrera, con tantas limitaciones económicas y poder estar a la altura de tantas personalidades que conocí?  Solo  con el poder de Dios y mi osadía.

Un día me vi acorralada  y escuché a alguien comentar que, por pertenecer al coro los estudiantes que calificaran tenían el beneficio de media beca. Aprovechando que tengo un chorrito de voz, el cual, por obra y gracia del Espíritu Santo, me permite entonar algunas canciones en las cuales no hay que subir mucho, me armé de valor y fui a investigar.

Inmediatamente, el Subdirector del coro, una persona de un trato bastante duro y grotesco en ocasiones, me puso a entonar una melodía, ahora me da risa cuando pienso que empecé a cantar, nada más y nada menos, que ´´Para vivir´´, de Pablo Milanés, gracias a  Dios que solo con oír un pedacito, él dijo que yo era contralto… Oh my God!!!

Realmente no sé si fue que él vio la necesidad  reflejada en mi cara, o quiso premiar mi frescura, lo cierto es que estuve en el coro hasta que terminé mi carrera. Realmente fue un sueño estar dirigida por un excelente maestro como lo es Juan Radhamés Cruz Miolán, un gran motivador, del cual tengo muchos aprendizajes.

Finalmente, se me metió en la cabeza que aún podía aprender a tocar piano, no pude aprender bien las notas musicales y se me abrió el pecho, pero lo intenté,  y eso forma parte de mis vivencias.