domingo, 27 de diciembre de 2015

COSAS DE TAXISTAS



Siempre he pensado que cuando salga de algunas situaciones que me agobian y pueda tener la mente en una honda ligth voy a escribir cuentos para niños y mis vivencias con los taxistas.

Hace unos días mi suegra se puso malita y como a mi marido no le gusta conducir de noche, nos fuimos en taxi.

De regreso abordamos a un moreno que le ganó a todos los teóricos y científicos del mundo, él tomó el control de la palabra, empezó a hablar de lo bien que les va a los prestamistas gracias al nivel de endeudamiento en que viven la mayoría de los empleados, tanto públicos como privados.

Yo me sumé al diálogo y dije que hay empleados públicos que no desean que llegue el momento del pago ya que realmente no saben qué hacer con ellos, que toman dinero a los prestamistas con su tarjeta de cobro como garantía y que cuando se ven sin un chele aveces hasta se enferman.

A renglón seguido, tirando por el suelo a todos los grandes estudiosos de la psicología, el taxista afirmó con toda la propiedad y seguridad del mundo: ´´Esas personas tienen depresión económica*´´

Nunca es mi intención burlarme de las personas, pero no pude contener un ataque de risa que gracias a dios fue tomado por él como que había sido gracioso y en menor proporción mi marido se sonrió ,sin lugar a dudas nos ayudó a bajar la tensión que teníamos.

Luego de buscar por internet una definición económica del tema, pienso que el taxista simplemente hizo una adaptación económico-psicológica y sociológica de acuerdo a su nivel de escolaridad…Bien por él!

*´´La depresión económica es la fase económica subsiguiente a la crisis, que se manifiesta por una demanda débil, una contracción del comercio internacional, un crecimiento del paro y una caída en la producción nacional de bienes y servicios.( http://www.expansion.com/diccionario-economico/depresion-economica.html)´´.

YO ACEPTO



No vayan a pensar que estoy ante un juez o ante un sacerdote reafirmando mi vínculo matrimonial, no, no se trata de eso, simplemente son una serie de deficiencias o descuidos que tengo y que son objeto de cuestionamientos por algunas personas,pero que a mí me dejan igualita:

-Nunca me ha interesado ni me interesa aprender a conducir.

-De la biblia sólo he leído los salmos 23,35 y el 91(para algunos creyentes esto es el final del mundo.

-Nunca he entendido los puntos cardinales y cuando alguien empieza a hablarme de las regiones del país, simplemente le digo que nunca aprendí geografía, me la ´´embotellaba´´ para salir del paso.

-No me gusta el vino seco, lo prefiero dulce y si es moscatel caballo blanco o vino león mejor (Siempre creo que hay muchas personas que dicen que le gusta por privar en finas, yo me lo encuentro malísimo y me pregunto para qué aparentar?

-Nunca aprendí a rezar el rosario, siempre todas esas bolitas o cuencas hacían que yo me cansara.

Finalmente, nunca me enseñaron a ir a misa todos los domingos y pienso que si no aprendí cuando niña. Ahora es más difícil, viendo a algunas personas que hacen tantas cosas malas utilizando el nombre de Dios como estandarte.

De modo que no creo necesario a esta edad hacer cambios tan dramáticos ya que aprendí en mis estudios de psicología que las cosas que hay que cambiar son las que afectan a otros… ¿A quién le afectan estas fallas mías?

viernes, 4 de diciembre de 2015

LAS AMISTADES Y LAS MODAS


Algunas situaciones que se nos presentan en algún momento determinado nos mueven a reflexionar y a sacar algunas conclusiones que a veces parecen descabelladas.

Pienso que muchas veces requerimos algo de una persona amiga y nos decepcionamos al no obtener la respuesta deseada, nos molestamos, juzgamos, censuramos,pero es posible que en ese momento quisiéramos usar ´´la moda equivocada.´´

Pudiera esto deberse a que las amistades son como la ropa de temporada?...Hay amigos para diferentes ocasiones y temporadas, he aqui algunos ejemplos:

Ocasionales...Sólo acuden a nosotros cuando tienen alguna necesidad por cubrir.

Ostentosos…Nos buscan, dicen querer nuestra compañía, pero en el fondo lo que quieren es presumir de algunas cosas que ellos tienen y entienden que nosotros no.

Exprimidores…Nos buscan cuando tienen alguna situación que les angustia, somos su paño de lágrima, pero una vez se estabilizan alzan su vuelo.

Angustiosos…Quieren hacernos vivir su tristeza y requieren nuestra atención permanentemente, todo su accionar es negro.

Festivos…Siempre quieren que estemos dispuestos cuando nos invitan, entienden que su celebración tiene que ser de nuestro agrado y si no entramos en su juego, somos antisociales.

Tóxicos…Nos quieren llevar a su terreno, nos invaden nuestro espacio, se creen con derecho a opinar y creer que tienen la razón, son demandantes y cargantes.

Ocasionales…Sólo nos quieren si estamos en buena posición económica o podemos ayudarles a logran algo que esta sólo a nuestro alcance.

Frente a toda esta carga de amistades no adecuadas, emergen poderosas como el Ave Fénix, las amistades talla Única o para parecer fashion: ´´One Zize.´´

Este tipo de amistades está presente en todas las ocasiones buenas y malas que se nos presentan en la vida, son incondicionales, comprensivas, no juzgan, nos aman tal cual somos, les importa lo que nos sucede incluyendo a nuestros familiares, no quieren beneficios, no hacen ostentaciones de sus éxitos y cuando estamos en baja, se identifican plenamente con nosotros respetando nuestro espacio…No se necesitan muchos dedos para contarlas, las poquitas que tengo las cuido y valoro como si fueran el más valioso tesoro…Son como la ropa que nunca pasa de moda!