domingo, 29 de noviembre de 2020

¿ANCIANA QUIÉN?

 

Hace unos días, pensando obtener una respuesta diferente, le pregunté a mi hija: ¿A partir de qué edad se considera que una persona es anciana? Ella, sin poder contener la risa, me dijo que hace mucho que yo lo era.

Algo incrédula, me puse a investigar, y tal parece que la ancianidad comienza, precisamente, en el momento en que los seres humanos empezamos a sentir una serie de achaques, los cuales nos avisan  estar llegando a los 65 años; edad que representa el promedio de la población mundial calificada para entrar en esa etapa.

Les juro que  me consideraba “entrada en años”, pues, como me siento tan activa y llena de vida, entendía que me faltaban, como mínimo, unos 30 años más para llegar a ser anciana.

Durante mi investigación, leí que los síntomas de la vejez aparecen más temprano en unas personas que en otras, y que algunos de estos son: La pérdida de audición, pérdida de pelo, y las lesiones por caídas.

Es importante resaltar la influencia del factor cultural, ya que,   por ejemplo, una persona nacida en Papúa Nueva Guinea, de 45 años, se puede sentir tan vieja como alguien de 75, nacida en Francia o Singapur.

Privando en Sherlock Holmes, consulté nuestra Ley No. 352-98, sobre Protección de la Persona Envejeciente y en la misma no aparece la palabra anciano.

Viejo, anciano, envejeciente, o lo que sea, lo importante es mantener las ganas de vivir.

lunes, 23 de noviembre de 2020

ETERNAMENTE CELIA


En días pasados, una persona con la cual acostumbro a compartir, siempre  de una manera sana, me dijo, en tono de broma, que yo era una negra que me parecía a Celia Cruz. De manera rápida le respondí, que ese comentario me llenaba de orgullo, por ser una artista por la cual sentí una gran admiración, especialmente por la gracia, el colorido, y el glamour que siempre acompañaron su vida.

De eso ha pasado un tiempo, y de repente tuve la oportunidad de ver un programa dedicado a la vida de esta celebridad.

Aprendí algunas cosas que me llegaron al corazón:

- Nunca en su vida repitió un vestido.

- A pesar de su apretada agenda, bordaba y cocinaba.

- El amor de su vida, fue Pedro Knight. Se conocieron cuando ambos trabajaban con la Sonora Matancera, ella como cantante y él como trompetista. Se amaron con devoción hasta el final de sus días. El padecía de   diabetes, y ella siempre estaba atenta a sus medicamentos.

- Sus  zapatos de enormes  tacones, se los ponía unos pocos minutos antes de empezar el show, y se los quitaba  con igual rapidez, cuando este terminaba.

Durante una presentación en México en 2002, Celia Cruz sufrió un percance de salud. A raíz de esto, se descubre que padecía de glioma (un tumor cerebral muy agresivo), sometiéndose a una operación para extirparlo a finales de ese año, para luego intentar retomar su carrera artística. Luego, grabó su último disco, titulado Regalo del alma.

Finalmente muere el 16 de julio del 2003, dejando  un recuerdo que se mantiene vivo a través de las generaciones. Úrsula Hilaria Celia de La Caridad Cruz Alfonso, nunca morirá.

 

 

 

 

lunes, 16 de noviembre de 2020

Cuidado con los adolescentes

Muy temprano en las mañanas, cuando el sueño lo permite, veo un programa que se llama “Tu voz stereo”, en un canal colombiano, que es uno de mis favoritos. Dos actores representan a dos periodistas que siempre están buscando temas novedosos, orientados siempre a la gente joven.

 La  dramatizaron  que les voy a narrar, se refería a la historia de una adolescente, de aproximadamente 12 años, que todos los días a las 10 de la noche y en compañía de sus padres, veía una telenovela en la cual, una niña de su edad se obsesionaba con un profesor que, prácticamente, podía ser su padre. Aunque la joven insistía, él la evitaba a toda costa.

La madre de la niña de esta historia, mientras veían la novela, elogiaba la perseverancia de la joven protagonista, afirmando, que cuando se ama a una persona, se hace hasta lo imposible por conseguirlo.

¿Resultado…?

La niña asimiló al pie de la letra las observaciones de la madre. A renglón seguido, fijó sus ojos en un profesor, y empezó a acosarlo. Ante la negativa de este, ella insistía en que ellos eran novios, procediendo a contarlo a una amiguita de su misma edad, y agregando detalles que no eran ciertos, como por ejemplo, que ellos se habían besado.

El profesor, asustado, presentó su renuncia y se fue del colegio. La niña empezó a tener cambios en su comportamiento, y el padre recomendó a la madre que fuera a investigar qué pasaba.

Cuando se disponía a hablar con la profesora, se encontró con la amiguita de la niña, la cual le contó todo. Tan pronto la madre se lo comentó a su esposo, este ubicó al maestro, y con la ayuda de otros hombres, le propinó tremenda golpiza, dejándolo en un estado de extrema gravedad. Como consecuencia de este hecho, el padre de la adolescente en cuestión fue a dar a la cárcel.

Luego de consultar la situación con los dos periodistas del programa antes mencionado, la madre decidió seguir su consejo de interrogar a la niña, ya que no existían evidencias que incriminaran al maestro. Cuando lo hizo, esta admitió que todo se trató de un invento, tal y como lo había visto en la telenovela. Y que, haciendo caso a su progenitora, quien con todo convencimiento, afirmaba que por el verdadero amor, hay que luchar hasta alcanzarlo.

Para cuando todo quedó suficientemente aclarado, el maestro había muerto producto de la golpiza, el padre había sido sentenciado a 13 años de cárcel, y la madre quedó sola al frente de la familia.

Como ya se imaginarán, es imposible cuantificar el número de terapias que deberá recibir esa niña, sin que exista la menor certeza de que se logren los resultados deseados.

En mi opinión, como profesional de la conducta, gran parte de la culpa la tuvieron los padres, especialmente por compartir  un horario  y  un programa no adecuados.

La adolescencia se caracteriza por ser una de las etapas del desarrollo humano más delicada, ya que, generalmente, la fantasía está tan presente en sus vidas, que para ellos, muchas veces, su  realidad es la ficción.

Sé que estaba viendo un drama, pero me llegó a lo más profundo del corazón. Padres, por favor,  tengan  mucho cuidado con sus hijos (as) adolescentes.

Por Epifania de la Cruz (epifaniadelacruz@ gmail.com / www.renacerparatodos.net)
*La autora es psicóloga clínica

 

domingo, 8 de noviembre de 2020

EL TRAJE DE SINVERGUENZA

 

Es uno de los trajes más adecuado para ponerse en diferentes ocasiones, su diseño es muy difícil y cuesta mucho trabajo para que a las personas les entalle.

Han sido consultados expertos desde la talla de nuestro desaparecido Oscar de la Renta hasta llegar a Leonel Lirio, pero los componentes del diseño son tan difíciles de unir para lograr la armonía, que todos decidieron aunar esfuerzos para lograr que su elaboración fuera perfecta.

Este vestido una vez lo usemos va a ser como una especie de coraza invisible que nos va a ayudar a sobrevivir a la maldad humana, la injusticia, la discriminación y también nos hará inmunes a la envidia y a los comentarios mal intencionados.

Deberá ser usado diariamente como si fuera un uniforme y sólo debemos cambiarlo cuando estemos en un ambiente muy difícil de conseguir en estos días: Sano y lleno de personas positivas que sepan aportar y que estén dispuestas al cambio y al aprendizaje.

El color del mismo debe ser agradable a quien lo use, pero incómodo a la vista de las personas venenosas para que de este modo no se sientan motivadas a querer usarlo.

Cualquier persona podrá adquirirlo debido que el mismo es de uso necesario en la mayoría de los ambientes, ya que las personas malas están repartidas equitativamente en todas partes, yo por mi parte ya me tomé la medida del mío.

 

sábado, 7 de noviembre de 2020

¿DE QUIEN ES LA CRUZ?

 



Como no hago ostentación de ser escritora, y siempre mis temas son como yo: sencillos,  de modo que la gente los entienda, y aunque estoy segurísima de que en algún momento no muy lejano, voy a ganar dinero con ellos, me siento muy   cómoda, porque me siento libre.

En mi diario vivir, por difícil que esté la situación, siempre hay algún motivo para reír, y cuando sucedió esto, no fue la excepción:

Mi hijo me escribió por watssap, y muy emocionado me dijo que encontró la cruz que adornaba el féretro  de su abuela (mi madre), la cual murió hace más de treinta años.

Creyendo que se las estaba comiendo, me envió la foto. En esos  momentos, precisamente, yo estaba enviando un artículo para ser publicado, pero hice una pausa, porque realmente yo tengo guardada la cruz que él afirmaba tener.

Procedí a enviarle la foto, y  la gran incógnita  a nivel familiar, fue  saber quién era el dueño(a) de la cruz que él había encontrado.

Luego de transcurridas varias horas, mi marido  afirma que nuestros hijos, no fueron a la funeraria, porque les preguntamos si deseaban ir, pero ambos no quisieron, y lo dejamos en libertad para elegir.

Mi hijo insistía en que él fue, pero la gran pregunta es: Con quién dejamos a su hermana Paola, si apenas tenía ocho años?

Como hasta ahora, la situación provocó alegría, es mejor dejarla así, y no seguir buscando  de quién es la cruz, ya que realmente todos, tenemos una.


Autora: Epifania de la Cruz

 

 


lunes, 2 de noviembre de 2020

EL POR QUÉ DE LAS COSAS



Muchas veces nos sorprendemos afirmando que todo obra para bien, o de que Dios está al control de todo, y que sólo él sabe por qué pasan las cosas.

Esta reflexión es producto de situaciones de las cuales he sido testigo. En el momento, no encontraba explicaciones pero luego, estas vinieron por si solas.

Todas giran en torno a personas conocidas, que en lo laboral, han tenido que lidiar con superiores inmediatos que son reales representantes del Demonio aquí en la Tierra.

Una de ellas, tuvo que sufrir una especie de tiranía con alguien que nunca estaba conforme con nada. Todo lo quería perfecto, y no aceptaba el mínimo error. La chica sufría mucho, pero el supervisor murió y la joven pudo desempeñar perfectamente la posición, pues a pesar de todo, hubo mucho aprendizaje.

El otro caso, es de dos jóvenes supervisadas por un ser humano inagotable, pero con tantos conocimientos, que una vez destituido, parecería que ese trato formaba parte de los regalos que les traería la vida: Una consiguió un mejor empleo y la otra, está dando la talla con las nuevas autoridades.

Esa es la respuesta a  tantos sufrimientos.

 

  LA MENTIRA DISFRAZADA     Han pasado algunos días desde que leí una fábula anónima sobre la mentira y la verdad. La primera parte de l...