domingo, 29 de noviembre de 2020

¿ANCIANA QUIÉN?

 

Hace unos días, pensando obtener una respuesta diferente, le pregunté a mi hija: ¿A partir de qué edad se considera que una persona es anciana? Ella, sin poder contener la risa, me dijo que hace mucho que yo lo era.

Algo incrédula, me puse a investigar, y tal parece que la ancianidad comienza, precisamente, en el momento en que los seres humanos empezamos a sentir una serie de achaques, los cuales nos avisan  estar llegando a los 65 años; edad que representa el promedio de la población mundial calificada para entrar en esa etapa.

Les juro que  me consideraba “entrada en años”, pues, como me siento tan activa y llena de vida, entendía que me faltaban, como mínimo, unos 30 años más para llegar a ser anciana.

Durante mi investigación, leí que los síntomas de la vejez aparecen más temprano en unas personas que en otras, y que algunos de estos son: La pérdida de audición, pérdida de pelo, y las lesiones por caídas.

Es importante resaltar la influencia del factor cultural, ya que,   por ejemplo, una persona nacida en Papúa Nueva Guinea, de 45 años, se puede sentir tan vieja como alguien de 75, nacida en Francia o Singapur.

Privando en Sherlock Holmes, consulté nuestra Ley No. 352-98, sobre Protección de la Persona Envejeciente y en la misma no aparece la palabra anciano.

Viejo, anciano, envejeciente, o lo que sea, lo importante es mantener las ganas de vivir.

lunes, 23 de noviembre de 2020

ETERNAMENTE CELIA


En días pasados, una persona con la cual acostumbro a compartir, siempre  de una manera sana, me dijo, en tono de broma, que yo era una negra que me parecía a Celia Cruz. De manera rápida le respondí, que ese comentario me llenaba de orgullo, por ser una artista por la cual sentí una gran admiración, especialmente por la gracia, el colorido, y el glamour que siempre acompañaron su vida.

De eso ha pasado un tiempo, y de repente tuve la oportunidad de ver un programa dedicado a la vida de esta celebridad.

Aprendí algunas cosas que me llegaron al corazón:

- Nunca en su vida repitió un vestido.

- A pesar de su apretada agenda, bordaba y cocinaba.

- El amor de su vida, fue Pedro Knight. Se conocieron cuando ambos trabajaban con la Sonora Matancera, ella como cantante y él como trompetista. Se amaron con devoción hasta el final de sus días. El padecía de   diabetes, y ella siempre estaba atenta a sus medicamentos.

- Sus  zapatos de enormes  tacones, se los ponía unos pocos minutos antes de empezar el show, y se los quitaba  con igual rapidez, cuando este terminaba.

Durante una presentación en México en 2002, Celia Cruz sufrió un percance de salud. A raíz de esto, se descubre que padecía de glioma (un tumor cerebral muy agresivo), sometiéndose a una operación para extirparlo a finales de ese año, para luego intentar retomar su carrera artística. Luego, grabó su último disco, titulado Regalo del alma.

Finalmente muere el 16 de julio del 2003, dejando  un recuerdo que se mantiene vivo a través de las generaciones. Úrsula Hilaria Celia de La Caridad Cruz Alfonso, nunca morirá.

 

 

 

 

lunes, 16 de noviembre de 2020

Cuidado con los adolescentes

Muy temprano en las mañanas, cuando el sueño lo permite, veo un programa que se llama “Tu voz stereo”, en un canal colombiano, que es uno de mis favoritos. Dos actores representan a dos periodistas que siempre están buscando temas novedosos, orientados siempre a la gente joven.

 La  dramatizaron  que les voy a narrar, se refería a la historia de una adolescente, de aproximadamente 12 años, que todos los días a las 10 de la noche y en compañía de sus padres, veía una telenovela en la cual, una niña de su edad se obsesionaba con un profesor que, prácticamente, podía ser su padre. Aunque la joven insistía, él la evitaba a toda costa.

La madre de la niña de esta historia, mientras veían la novela, elogiaba la perseverancia de la joven protagonista, afirmando, que cuando se ama a una persona, se hace hasta lo imposible por conseguirlo.

¿Resultado…?

La niña asimiló al pie de la letra las observaciones de la madre. A renglón seguido, fijó sus ojos en un profesor, y empezó a acosarlo. Ante la negativa de este, ella insistía en que ellos eran novios, procediendo a contarlo a una amiguita de su misma edad, y agregando detalles que no eran ciertos, como por ejemplo, que ellos se habían besado.

El profesor, asustado, presentó su renuncia y se fue del colegio. La niña empezó a tener cambios en su comportamiento, y el padre recomendó a la madre que fuera a investigar qué pasaba.

Cuando se disponía a hablar con la profesora, se encontró con la amiguita de la niña, la cual le contó todo. Tan pronto la madre se lo comentó a su esposo, este ubicó al maestro, y con la ayuda de otros hombres, le propinó tremenda golpiza, dejándolo en un estado de extrema gravedad. Como consecuencia de este hecho, el padre de la adolescente en cuestión fue a dar a la cárcel.

Luego de consultar la situación con los dos periodistas del programa antes mencionado, la madre decidió seguir su consejo de interrogar a la niña, ya que no existían evidencias que incriminaran al maestro. Cuando lo hizo, esta admitió que todo se trató de un invento, tal y como lo había visto en la telenovela. Y que, haciendo caso a su progenitora, quien con todo convencimiento, afirmaba que por el verdadero amor, hay que luchar hasta alcanzarlo.

Para cuando todo quedó suficientemente aclarado, el maestro había muerto producto de la golpiza, el padre había sido sentenciado a 13 años de cárcel, y la madre quedó sola al frente de la familia.

Como ya se imaginarán, es imposible cuantificar el número de terapias que deberá recibir esa niña, sin que exista la menor certeza de que se logren los resultados deseados.

En mi opinión, como profesional de la conducta, gran parte de la culpa la tuvieron los padres, especialmente por compartir  un horario  y  un programa no adecuados.

La adolescencia se caracteriza por ser una de las etapas del desarrollo humano más delicada, ya que, generalmente, la fantasía está tan presente en sus vidas, que para ellos, muchas veces, su  realidad es la ficción.

Sé que estaba viendo un drama, pero me llegó a lo más profundo del corazón. Padres, por favor,  tengan  mucho cuidado con sus hijos (as) adolescentes.

Por Epifania de la Cruz (epifaniadelacruz@ gmail.com / www.renacerparatodos.net)
*La autora es psicóloga clínica

 

domingo, 8 de noviembre de 2020

EL TRAJE DE SINVERGUENZA

 

Es uno de los trajes más adecuado para ponerse en diferentes ocasiones, su diseño es muy difícil y cuesta mucho trabajo para que a las personas les entalle.

Han sido consultados expertos desde la talla de nuestro desaparecido Oscar de la Renta hasta llegar a Leonel Lirio, pero los componentes del diseño son tan difíciles de unir para lograr la armonía, que todos decidieron aunar esfuerzos para lograr que su elaboración fuera perfecta.

Este vestido una vez lo usemos va a ser como una especie de coraza invisible que nos va a ayudar a sobrevivir a la maldad humana, la injusticia, la discriminación y también nos hará inmunes a la envidia y a los comentarios mal intencionados.

Deberá ser usado diariamente como si fuera un uniforme y sólo debemos cambiarlo cuando estemos en un ambiente muy difícil de conseguir en estos días: Sano y lleno de personas positivas que sepan aportar y que estén dispuestas al cambio y al aprendizaje.

El color del mismo debe ser agradable a quien lo use, pero incómodo a la vista de las personas venenosas para que de este modo no se sientan motivadas a querer usarlo.

Cualquier persona podrá adquirirlo debido que el mismo es de uso necesario en la mayoría de los ambientes, ya que las personas malas están repartidas equitativamente en todas partes, yo por mi parte ya me tomé la medida del mío.

 

sábado, 7 de noviembre de 2020

¿DE QUIEN ES LA CRUZ?

 



Como no hago ostentación de ser escritora, y siempre mis temas son como yo: sencillos,  de modo que la gente los entienda, y aunque estoy segurísima de que en algún momento no muy lejano, voy a ganar dinero con ellos, me siento muy   cómoda, porque me siento libre.

En mi diario vivir, por difícil que esté la situación, siempre hay algún motivo para reír, y cuando sucedió esto, no fue la excepción:

Mi hijo me escribió por watssap, y muy emocionado me dijo que encontró la cruz que adornaba el féretro  de su abuela (mi madre), la cual murió hace más de treinta años.

Creyendo que se las estaba comiendo, me envió la foto. En esos  momentos, precisamente, yo estaba enviando un artículo para ser publicado, pero hice una pausa, porque realmente yo tengo guardada la cruz que él afirmaba tener.

Procedí a enviarle la foto, y  la gran incógnita  a nivel familiar, fue  saber quién era el dueño(a) de la cruz que él había encontrado.

Luego de transcurridas varias horas, mi marido  afirma que nuestros hijos, no fueron a la funeraria, porque les preguntamos si deseaban ir, pero ambos no quisieron, y lo dejamos en libertad para elegir.

Mi hijo insistía en que él fue, pero la gran pregunta es: Con quién dejamos a su hermana Paola, si apenas tenía ocho años?

Como hasta ahora, la situación provocó alegría, es mejor dejarla así, y no seguir buscando  de quién es la cruz, ya que realmente todos, tenemos una.


Autora: Epifania de la Cruz

 

 


lunes, 2 de noviembre de 2020

EL POR QUÉ DE LAS COSAS



Muchas veces nos sorprendemos afirmando que todo obra para bien, o de que Dios está al control de todo, y que sólo él sabe por qué pasan las cosas.

Esta reflexión es producto de situaciones de las cuales he sido testigo. En el momento, no encontraba explicaciones pero luego, estas vinieron por si solas.

Todas giran en torno a personas conocidas, que en lo laboral, han tenido que lidiar con superiores inmediatos que son reales representantes del Demonio aquí en la Tierra.

Una de ellas, tuvo que sufrir una especie de tiranía con alguien que nunca estaba conforme con nada. Todo lo quería perfecto, y no aceptaba el mínimo error. La chica sufría mucho, pero el supervisor murió y la joven pudo desempeñar perfectamente la posición, pues a pesar de todo, hubo mucho aprendizaje.

El otro caso, es de dos jóvenes supervisadas por un ser humano inagotable, pero con tantos conocimientos, que una vez destituido, parecería que ese trato formaba parte de los regalos que les traería la vida: Una consiguió un mejor empleo y la otra, está dando la talla con las nuevas autoridades.

Esa es la respuesta a  tantos sufrimientos.

 

lunes, 26 de octubre de 2020

Al revés



Tengo un excelente amigo, prácticamente un hermano, con quien comparto mis días y quien tiene a su cargo la responsabilidad de chequear lo que escribo.

Es mi corrector implacable, me ha demostrado que puedo sobrevivir a sus boches y miradas asesinas, cuando no puedo justificar un error cometido.

Mi esposo, mi hija y él, forman parte de ese grupo de personas, que aparentemente, cuando chiquitos, su alimento principal era el conocimiento minucioso de las reglas ortográficas.

Siempre he tenido problemas con el uso de las comas, esto ha disminuido un poco, gracias a un curso que hice, pero la bendita en ocasiones me traiciona, y aunque no lo crean, en varias ocasiones, termino “comiéndomelas”.

Dentro de  las cosas que oigo casi a diario, que ese crítico feroz me dice, es que casi siempre yo escribo al revés.

A lo mejor tengo algo de dislexia.

Esto no me molesta, cuando lo oigo, siento ganas de reír, pues pudiera ser que algunas de mis neuronas no estén en el lugar adecuado. En ese caso, es algo difícil de curar, debido a que no creo que la ciencia haya llegado aún hasta ahí.

Es posible que en cierto modo, hacer algunas cosas contrario a la mayoría de la gente, sea la razón por la cual,  a veces, pueda ver luces donde otros ven sombras.


Por Epifania de la Cruz (epifaniadelacruz@ gmail.com / www.renacerparatodos.net)
*La autora es psicóloga clínica

domingo, 18 de octubre de 2020

LO QUE EL COVID SE LLEVÓ


       

El título me trae a la memoria una película viejísima, pero  a pesar de gustarme mucho el cine, esta vez, ese no es el tema.

Hablaré de cosas que me han pasado cuya responsabilidad  se las achaco a esta pandemia, que en su vuelta por el mundo, ha originado cambios muy drásticos en algunas personas, por las cuales he sentido admiración. Siento que tengo la necesidad de auto revisarme.

Parecería que la situación por la cual estamos atravesando ha provocado que algunas figuras conocidas hagan una especie de destape que, en cierta forma, ha afectado su cordura.

Es posible que esto justifique que un excelente comunicador cambie la logística de su programa, y cual si fuera un fanático cualquiera, se pase todo el programa promocionando a la figura política de su preferencia.

También se le podría echar la culpa al COVID19, de haber provocado cambios tan dramáticos en algunos que con tanta vehemencia predicaban la palabra de Dios,  y al final del camino, en vez de aprovechar la tecnología para mantener la fe en el público que hasta ahora le ha seguido, sorprenden a sus seguidores con actitudes que logran que la vergüenza impida que haya argumentos para defenderlos.

Es sano que los seres humanos mantengan la actitud de sorprenderse, pero en ocasiones, es favorable que nada  humano lo logre, especialmente cuando se derrumban altares.

Los tiempos cambian… Los hombres también.

Autora: Epifania de la Cruz

lunes, 12 de octubre de 2020

SE PARECE AL OSO YOGUI

 

Durante una época en mi vida, todos los días sacaba tiempo para ver los dibujos animados. Me encantaba Bugs Bunny, Pedro Picapiedras, el Pato Donald, La Pantera  Rosa, Tom y Jerry, El lagarto Juancho, Don Gato y su pandilla, etc., pero en particular, había uno que se ganaba uno de los primeros lugares en mi preferencia: El Oso Yogui.

Hay un episodio para mi inolvidable, y fue aquel donde él empezó a detestar el Parque Nacional Yellowstone, lugar donde vivía con todas las comodidades de un rey. A partir de ahí, el único propósito en su vida era salir de ahí, en el menor tiempo posible.

Para lograr su objetivo, empezó a desarrollar todas las estrategias con las cuales entendía podía abandonar el parque, sitio que para él era nefasto. Todas las técnicas empleadas por él no eran suficientes, hasta inventó lanzarse en un cohete que lo condujera al exterior.

Después de tantos esfuerzos, por fin, logró salir triunfante, pero para su sorpresa, precisamente ese día, empezaba la temporada de caza en el bosque. Entonces, con gran desesperación, Yogui intentaba retornar al parque de donde había salido.

Conozco una persona a quien, en lo laboral, le sucedió algo parecido: Hizo grandes sacrificios para introducir sus papeles con la intención de obtener su pensión, pero luego, cuando por causa del COVID 19, lo enviaron a su casa, a cada momento llamaba para preguntar cuándo podía reintegrarse, ya que no soportaba el encierro del hogar.

La vida nos enseña que,  en ocasiones, estamos inconformes con lo que tenemos, luchamos por el cambio y al final, terminamos deseando lo que teníamos, llegando a la conclusión de que, en ocasiones, cualquier tiempo pasado fue mejor.  

sábado, 10 de octubre de 2020

PALO SI BOGA Y PALO SI NO BOGA



Siempre  he manifestado la gran predilección que siento por los  refranes, ellos encierran siempre una gran verdad.

En los últimos días me he manejado con una persona que parece la inspiración para este refrán.

Siempre vive buscando excusas para aplazar los trabajos, y a pesar de ser excelente, da mil vueltas para resolver los problemas.

Si está nublado, afirma que como está el día, así se siente él,  y si el sol está muy radiante, dice que tiene que esperar que  baje su potencia para poder trabajar, como si tuviera en su interior un servicio de meteorología.

Cuando oí este discurso pronunciado por  él como si fuera algo normal, no me pude contener y le pregunté la edad, cuando me la dijo, me quedé en shock al pensar, que  cómo es posible que una persona tan joven y con muchos hijos, pueda actuar de esa forma.

En tono de burla le dije: Mi hijo, pero entonces, en tiempo en que hay tormenta y un sol esplendoroso, los trabajos se jodieron…Y el muy cínico simplemente se encogió  de hombros...Vaya personaje!

 

 

lunes, 5 de octubre de 2020

LA MENTIRA ES “JABLADORA”


 

Hace un tiempo le oí decir a alguien que la mentira tiene patas cortas, y cuando menos lo esperamos, cojea. Pero de lo que sí estoy plenamente convencida, es que es muy difícil de sostener, y ella misma se encarga de descubrirnos, pues sin darnos cuenta, entramos en contradicciones.

De manera personal, menosprecio a las personas que tienen la mentira como su carta de presentación y tan pronto descubro que alguien es así, adopto una actitud de niño, porque no le creo jamás.

En días pasados una persona me estaba realizando un trabajo en la casa. En varias ocasiones, cuando yo lo llamaba, sin darse cuenta, me dio varias excusas diferentes para la misma situación.

Luego ese mismo joven, en mi presencia, un cliente lo llamó, y él le dijo que estaba acabando de levantarse porque estaba durmiendo, estando al lado mío.

Una de las cosas más preocupantes, es que las personas se acostumbran a decirlas con naturalidad, ya que, de tanto repetirlas, llegan a creérselas.

Otro caso, fue el de una persona que trabajaba en una farmacia, y cuando se le pedía algo que no tenía, decía que ese medicamento no estaba disponible porque se había vencido y no había en existencia. Un día hice la prueba, llamé a varias farmacias y resultó ser mentira.

Me pregunto:  ¿Se gana algo mintiendo?

sábado, 3 de octubre de 2020

COSAS QUE PASAN EN NUESTRO PAIS… QUÉ PENA!


 

En días pasados hubo una noticia que invadió todos los medios de nuestro país, no sé cómo no fue  descubierta  la cura del SIDA, la Diabetes, del Cáncer y la eliminación de la pobreza.

 Sucedió, nada más y nada menos, que una jovencita inescrupulosa, aprovechando un permiso laboral para desplazarse fuera del horario establecido a causa de la cuarentena, aprovechaba para salir todas las noches, a disfrutar de fiestas nocturnas.

Pude verla en un video, haciendo ostentación de sus hazañas, mientras algunos hombres, cual si fueran payasos, aplaudían la “heroica acción”.

Da pena pensar que esta falta de respeto, la haya llevado a la fama, debido a un accionar que debió generar repudio, e inclusive, una sanción.

Realmente, cuando veo este tipo de cosas, siempre pienso que debí nacer en otra cultura, así no tendría que vivir la amargura de que una situación tan penosa, convierta a esta joven en reina de los likes.

Pobre país, y pobres de los niños que ven por las redes este ultraje a las normas que deben regir el buen comportamiento de los adultos.

 

 

sábado, 26 de septiembre de 2020

 


YO TE LO IBA A DECIR, PERO…

 

Estoy segura de que a todos nos ha sucedido, que luego de presentarse una situación engorrosa, aparece una persona que dice ser nuestra amiga y nos dice: ´´Cuando te oí hablar de eso, te lo iba a decir, pero no quise opinar´´.

Sería excelente si emitiéramos los juicios antes de que ocurriera el evento, que generalmente es malo, o quedarnos  callados y no venir a privar en  adivino, afirmando que sabíamos que eso iba a suceder.

Lo más grande del caso es, que en ocasiones, a esa persona sabelotodo,  le hemos pedido la opinión antes de tomar la decisión, y luego de aparentar que está de acuerdo, cuando todo sale mal,  arranca  con el incómodo discurso, sin pensar que debió recordar las palabras  de los sacerdotes al momento de celebrar una boda: ´´Hable ahora o calle para siempre´´.

 

domingo, 20 de septiembre de 2020

¿NO COGES PRESION DE NADIE? ...TE FELICITO!!

 


Oí a una persona contarle a otra, que una vez necesitó los servicios de un compañero de trabajo de menor jerarquía que ella, acordaron una hora específica, ya que la encomienda era delicada.

 Cuando se pasó el tiempo en que debían reunirse, desesperada, le informó a la supervisora del joven que este no había llegado, queriendo saber si le había pasado algo…

 Aparentemente, al joven le llamaron la atención, y muy altivo fue donde la señora y le dijo: “La próxima vez que me necesite, comuníquese directamente conmigo, me estaban presionando, y yo no le cojo presión a nadie”. Esta última palabra, la pronunció como si estuviera en negritas y entre comillas.

 Al oír esto, reflexioné mucho, y llegué a la conclusión de que hay que felicitar a una persona, que, siendo un asalariado, se atreva a hacer semejante afirmación.

 El recibir y aceptar presión está directamente relacionado con la posición que ocupemos, y con el grado de responsabilidad que tengamos.

 Mis “felicitaciones” a ese joven, es una enciclopedia de la cual hay que nutrirse para aprender, pero le auguro que, con esa actitud, difícilmente pueda ascender del pequeño puesto que tiene y que le hace creerse superior, ya que, aun siendo su propio jefe, habrá momentos de presión en su vida, o siempre será un mediocre.

 Por Epifania de la Cruz (epifaniadelacruz@ gmail.com / www.renacerparatodos.net)

*La autora es psicóloga clínica

lunes, 29 de junio de 2020

Yo también me confieso

E-mailImprimirPDF
Hace unos días, mi amigo-hermano, Daniel Rodríguez, a quien le digo que es implacable cuando se trata de la correcta aplicación de las reglas gramaticales, publicó un artículo en este medio llamado: "Confieso que he vivido, y no es un poema".
Antes de empezar a leerlo, inmediatamente pensé en las memorias de Pablo Neruda, pero, todo lo contrario, narraba todo lo que ha vivido en este país, de sus frustraciones, al ver como algunas situaciones políticas se repiten años tras años, como si fuera una grabación fija o un libreto ensayado. El tema, aunque nunca lo abordo, me encantó.
Como siempre repito lo mucho que influyen, sea de manera positiva o negativa, los seres humanos con los que compartimos a diario, y aprovechando mi desvelo, busqué esas memorias de tan prestigioso poeta chileno.
Yo también confieso, aunque no esté frente a un sacerdote, que lo que hasta ese momento para mí era desconocido, me encantó, y sentí que la vida me premió cuando vi que mi fecha de nacimiento es la misma de esta ilustre figura que la vida se llevó, pero no pudo crear, en el equipaje, un espacio donde cupieran todos sus poemas.

Nota: Publicado en el períodico DOMINICANOAHORA.COM
Por Epifania de la Cruz (epifaniadelacruz@ gmail.com / www.renacerparatodos.net)
*La autora es psicóloga clínica

jueves, 25 de junio de 2020

EN EL PAÍS DE LAS MASCARAS

Personas con mascarillas protectoras | Vector Premium



En algunos momentos siento que le gano la batalla al stress que genera el encierro, pero reconozco que en ocasiones viene la nostalgia a visitarme, invitándome a hacer cosas que están prohibidas. Es entonces cuando aprovecho y le cierro las puertas.

En algunos instantes me pregunto cómo serán las salidas nocturnas, cuando Nilda, mi sobrina del alma y compañera de diversión y yo, deseemos ir a algún concierto o ir al teatro. ¿Cómo será la vida  sin máscaras?

Pienso que, de mantenerse esta situación, llegará un momento en que ellas formarán parte de nuestro vestuario. Se convertirán en un accesorio indispensable y, además, le quitarán el lugar al pintalabios.

Posiblemente abunden los atracos, ya que no es fácil identificar los rostros, y si hubiese necesidad de hacer un retrato hablado, pienso que sería muy difícil.

Parece que de tanto pensar en esto, el día de las madres, mi hija y su esposo me enviaron un exquisito desayuno sorpresa.

Como mi marido era cómplice, cuando vino el joven enmascarado con su hermoso regalo, yo, manteniendo una distancia exagerada y llena de pánico, le pregunté al joven que quién me enviaba eso. Me imagino que el chico pensaría que estaba en presencia de una loca.

Sólo me acerqué cuando oí la voz que me decía: ¡Tus hijos, claro!
Eso es parte de lo que los psicólogos llamamos stress post traumático.

miércoles, 17 de junio de 2020

Avatar versus Alter Ego

E-mailImprimirPDF
Son las 4:30 a.m., despierto aburrida y con la inspiración molestándome en la cama, presionando para que le dé su espacio.
Trato de no hacerle caso, pero entonces, empiezo a meditar como si fuera una versión femenina de la escultura “El pensador”, creada en el año 1881 por el escultor francés, Auguste Rodin.
De repente, recuerdo que hace unos días aprendí que un avatar es una identidad virtual, elegida por un usuario de una computadora, o de un video juego, para que sea quien lo represente, ya sea en una aplicación o en un sitio web.
Entonces me acordé del término “Alter ego”, el cual es el nombre de una línea de productos para el pelo, también el nombre de un exquisito espectáculo artístico, de la extravagante y excelente Gloria Trevi. El mismo, tuvo su origen en el Siglo XX, cuando los psicólogos describieron por primera vez el trastorno de identidad disociativo de la personalidad.
Inmediatamente busqué a papá Google, entonces aprendí que este puede ser una persona real o ficticia, con la cual nos identificamos o proyectamos. En el caso de esta artista, su alter ego era un hombre y se desdoblaba mostrando un rostro masculino, cuando cantaba canciones varoniles.
Encontré en Wikipedia que el alter ego es utilizado para referirse a los diferentes comportamientos de una persona que pueden aparecer en ciertas situaciones y que se relaciona con el avatar y la doble personalidad.
Finalmente, hace unos días diseñé mi avatar en Facebook, y como me dieron la opción de diseñarlo, lo representé con una negrita preciosa y jovencita, pero, en realidad, solo fui sincera en lo referente al color, como hubo una especie de engaño, parece que la imagen se enojó y desapareció de mi muro.
Como llevo varios días buscándola, si la ven, por favor explíquenle que durante le daba forma, no encontré la opción que me permitiera elegir la edad.
Por Epifania de la Cruz (epifaniadelacruz@ gmail.com / www.renacerparatodos.net)
*La autora es psicóloga clínica
.

jueves, 11 de junio de 2020

QUE NO PANDA EL CÚNICO

Mascarillas PNG Imágenes Transparentes | Vectores y Archivos PSD ...




Esta  típica expresión del ´´Chavo del ocho´´  es una invitación a ser precavidos, a no permitir que el pánico se haga dueño de nosotros, en estos momentos  tan difíciles que vivimos  a nivel mundial, pero sí que nos cuidemos.


Antes de ayer, recibí la visita de un mensajero debidamente ´´enmascarado´´, para firmarle unos papeles importantes. Luego de  tomar todas las precauciones de lugar, me puse en reflexión, y me sentí aterrorizada, cuando analicé que el joven ha venido por las mismas razones dos veces a mi casa, y si tuviera que describir su rostro, no podría. Los ojos al descubierto en caso de necesidad, no bastarían para hacer un retrato hablado.

Como esto para mí es un problema, y soy amiga inseparable de las soluciones, decidí que cuando por la razón que sea, tenga que recibir algún pedido o mensaje de alguien desconocido, conservando mi distancia, antes de permitirle la entrada, le voy a pedir que me deje ver su rostro, y  hasta de ser posible su identificación.

Realmente me asusto, cuando en algunos momentos pienso   que durante mucho tiempo estaremos ´´enmascarados´´, situación que será  una gran oportunidad para los atracadores.

Estoy convencida de que muchos de nosotros atravesamos por una situación parecida, esto se llama stress post traumático, el cual se desarrolla luego de vivir situaciones aterradoras. El mismo se toma su tiempo para desaparecer y en ocasiones se necesita ayuda profesional…A cuidarse en todo el sentido de la palabra!!!

Autora: Epifania de la Cruz



domingo, 7 de junio de 2020

Penelope y el Muelle de San Blas

E-mailImprimirPDF
1-Penélope
Con su bolso de piel marrón
Y sus zapatos de tacón
Y su vestido de domingo.
Autor: Joan Manuel Serrat.
2-Estrofas del Muelle de San Blas
Ella despidió a su amor
El partió en un barco en el muelle de San Blas
El juró que volvería
Y empapada en llanto ella juró que esperaría
Llevaba el mismo vestido
Y por si él volviera no se fuera a equivocar
Los cangrejos le mordían
Su ropaje, su tristeza y su ilusión.
Autor: Fernando Olvera.
Estas dos canciones tienen en común la belleza de sus letras y una tragedia, tan inusual en estos tiempos, que realmente me recuerda a la historia de Romeo y Julieta.
Ambas, mencionan a personajes que enloquecieron por un amor que las abandonó. La diferencia fue el medio de transporte en que lo hicieron: uno en tren y el otro en barco.
Ambas, se quedaron varadas en el tiempo, inclusive, con el mismo vestido.
La segunda canción, está basada en un hecho real y según cuenta la historia, antes de su boda, su amado se fue de pesca por tres días y jamás volvió, pero llegado ese día, ella se puso su traje de novia, y durante días estuvo andando por la playa. El hecho ocurrió en el año 1971.
Ella llegó a tener conocimiento de que esa canción, interpretada por el grupo Maná, se la habían dedicado a ella, y se emocionaba. Cuando murió, su cuerpo fue cremado y sus cenizas arrojadas al mar, en búsqueda de su gran amor.
En cuanto a Penélope, encontré que hace referencia a la obra de arte clásico, La Ilíada y La Odisea, y fue compuesta en los años setenta.
La salud mental de los personajes, en ambos casos, se vio fuertemente afectada, pues, es evidente que sufrieron una depresión tan grande, que, en la actualidad, fuera necesaria la intervención conjunta de psicólogo y psiquiatra para poder curarla.
Ambos dramas tienen una gran carga de tristeza.
Por Epifania de la Cruz (epifaniadelacruz@ gmail.com / www.renacerparatodos.net)
*La autora es psicóloga clínica

¿ANCIANA QUIÉN?

  Hace unos días, pensando obtener una respuesta diferente, le pregunté a mi hija: ¿A partir de qué edad se considera que una persona es anc...