domingo, 29 de enero de 2017

LOS MEDICOS Y LA PSICOLOGIA


Siempre he pensado que en la carrera de medicina debería impartirse la psicología como una  de las asignaturas principales, desde el inicio hasta el final de la misma.

Esto debería ser así debido a que un médico, con un simple gesto puede lograr que caigamos en un estado depresivo.

En mi maestría aprendí lo importante que es en consulta la llamada etapa social, ya que en ella el terapeuta  obtiene cierto grado de relajamiento, logrando con esto que el paciente se sienta en confianza de expresarse libremente.

En el caso  de los médicos sería ideal que se cumpliera la misma, ya que el profesional puede ser una eminencia, pero si el paciente se siente cohibido, no se logra la empatía y el resultado final puede ser que aún estando convencido el paciente de que está  frente a una estrella, decida probar fortuna con otro profesional, especialmente en estos tiempos tan difíciles,  que la mayoría de las personas cuando acudimos  a consulta ,ya hemos hecho una especie de auditoría buscando por el internet.

Los médicos deben tener presentes que son dueños de las soluciones y nosotros del problema

viernes, 20 de enero de 2017

LAS AMISTADES


PARA CARMEN LUISA DE LA CRUZ,MI AMIGA DE SIEMPRE,MI AMIGA DEL ALMA.
Una vez oi a alguien decir que los amigos son como los carros: Van y vienen, nada más cierto, pero existen algunos de corta duración y otros sin fecha de vencimiento. Los primeros nos fallan cuando menos lo esperamos y nos rompen el corazón, pero cuando no somos masoquistas, los recordamos con cariño, pero entendiendo que su presencia caducó.
El tiempo se encarga una vez retirada esa persona de nuestras vidas, de colocar otra que llena ese espacio libre con tanta fuerza, que muchas veces sentimos que el tiempo invertido en la anterior no era tan significativo como creíamos.
La amistad es una magia y el primero que así lo percibe es nuestro cuerpo, por esta razón cuando estemos con alguien a quien decimos amigo(a), pero nos sintamos cohibidos y actuemos contrario a lo que somos, es momento de revisar, ya que cuando estamos debidamente identificados con alguien, actuamos con libertad, y nunca perdemos nuestra autenticidad.
De manera personal soy muy exigente con las amistades, doy mucho, pero igual exijo ya que sin ninguna modestia, pienso que cuando digo ser amiga de alguien es de corazón y sin buscar ventajas…
Escribo hoy por los verdaderos amigos, por aquellos que nunca traicionan,
por los que se mantienen en los buenos momentos y son los grandes protagonistas en los malos, por los que nos aceptan como somos sin hacer ostentaciones de los bienes materiales que poseen…Hay que buscarlos con una lupa, pero existen.

ESCRIBO POR LO QUE NO PUEDO ESCRIBIR



Aunque no lo crean escribir no es fácil, se necesitan momentos muy relacionados con las emociones y el estado de ánimo.

La inspiración es caprichosa, igual puede estar a nuestro lado por mucho tiempo, como puede esconderse ante situaciones del día a día.

Siento que tengo muchas limitaciones ya que hay temas  de los cuales quisiera escribir, pero de una forma u otra debo tener cuidado de no herir sensibilidades de personas a las cuales tengo como seguidoras.

Se trata de aportar siempre algo, por eso trato de no meterme en temas que dividen como son política, religión, preferencias sexuales, asuntos laborales, etc.
Muchas veces pienso publicar algo y luego desisto, para que alguien no se sienta mal…Dentro de mis peticiones para este año está que mi musa no desaparezca por tanto tiempo.


martes, 3 de enero de 2017


COMO DEBEN SER LAS METAS?
 

Respondiendo a lo preguntado en el título, ellas deben ser sobre todos reales, es decir realizables.

Una de las causas por las cuales fracasamos cuando intentamos cumplirlas es que muchas veces de manera inconsciente nos proponemos cosas a sabiendas de que no lograremos  el éxito anhelado.

Se oye muy lindo cuando recién inicia  el año, los planes que muchas personas tienen trazado, pero es penoso que generalmente  transcurren varios meses y se sorprenden  viendo que no han logrado ni la tercera parte de lo programado.

Las metas no son para tenerlas en un papelito o en cuaderno, son para fajarse a trabajar y caerles detrás hasta alcanzarlas.

Las mismas no solo deben estar orientadas a cosas materiales, podemos incluir en ellas cambios de actitudes, especialmente modificando comportamientos  que nos alejan de los demás.

Si sus  entradas económicas son mínimas y se pone como meta que el año que viene va a tener una mansión y un yate, terminará frustrado, pues ni metiéndose a narcotraficante logrará esa meta tan rápido.

Hace mucho que dejé de hacer lista de metas al principio del año que inicia, decidí ir trazándomelas en plazos breves dentro del mismo, se podría decir que he fraccionado la consecución de ellas en varios períodos cortos…Los resultados?...maravillosos!!!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

lunes, 2 de enero de 2017

CARTA AL GIGANTE

1/1/17

Querido Dios:
 
Tú que todo lo puedes, creador del cielo y de la tierra, te hablo como a un hombre normal, ya que aprendí que contigo se puede.

No voy a atosigarte con una larga lista de peticiones, sé que  el proceso te aburriría y esa no es la idea.

Estoy convencida de que aceptas mis locuras, mis debilidades, mis virtudes y mis defectos por muchos que sean, también mis irreverencias ocasionales.

Sabes perfectamente que mi cerebro no está programado para leer la biblia, pero igual hay personas que lo hacen a diario, tienen el corazón carcomido y son ambivalentes.

Mi pelota está en tu cancha: Tú más que nadie sabe mis carencias y  mis precariedades y sé que las tienes organizadas en orden de importancia, de hecho ya empezaste a cumplir.

No he pedido nada que para ti sea imposible, sólo necesito que me otorgues la sabiduría  necesaria para entender que somos muchos con el mismo propósito y que algún turno debo agotar, gracias por lo recibido, por ti espero y confío, la espera puede ser agotadora, no sé si en tu reino es posible, pero si lo es, por  favor, dame un turno más cercano para algunas cosas que te he pedido que solo sabemos tú y yo. Amén.