domingo, 29 de diciembre de 2019

TODAVÍA ME FALTA

Resultado de imagen para perdonar es olvidar

  
Cuando era muy joven, durante mucho tiempo luché por erradicar el rencor de mi vida, era tan fuerte este sentimiento en mi interior, que en algunas ocasiones llegué a justificarlo afirmando que era una característica de las personas negras como yo.

Hoy, luego de algunos estudios, y mucho cacarear en las charlas, tratando de ayudar a otras personas, me sorprendo a mí misma, de manera no grata, asimilando  que aún me quedan residuos del pasado.

Perdonar es muy difícil, olvidar casi imposible, y pienso que si lo desagradable que nos sucedió, a menudo viene a nuestra  mente, todavía sentimos rencor, a pesar de las tantas afirmaciones que hagamos tratando de convencernos a nosotros mismos.

Me sucedió algo recientemente con alguien a quien conozco desde niña. Esa persona, a pesar del gran afecto que siempre nos demostrábamos, hizo algo que me molestó sobremanera, se podría decir que  me sentí defraudada.

Eso sucedió en el año 2015, aparentemente lo había olvidado y nos saludamos de forma normal, pero hace unos días, luego de mucho tiempo de no vernos, él venía  en disposición de saludarme con mucho entusiasmo, y yo le respondí inconscientemente de una manera tan fría que hasta yo lo sentí.

¿Resultado?...Aún me queda mucho por trabajar, pero sin querer justificar mi actitud, nunca recibí las explicaciones que yo merecía, y cuando esto sucede, en nuestro cerebro queda un capítulo por cerrar, lo cual puede afectar notablemente, nuestra forma de reaccionar ante la persona que nos ofendió.

Es recomendable, cuando haya  un mal entendido, si sentimos que le fallamos a alguien querido, que analicemos cuán importante es para nosotros, y busquemos la forma de subsanar lo sucedido. Es difícil olvidar cuando  las heridas no se han curado, y sobre todo cuando recibimos un trato que no nos merecemos.

 Acepto que como ser humano, me faltan cosas por lograr, y voy a  luchar por eso, ya que generalmente, cuando no ha habido un diálogo  apropiado, una de las partes ignora lo que la otra siente. En mi caso, esa persona, no tiene la capacidad para entender el daño causado, entendiendo eso, ¿vale la pena mantener lo sucedido en mis pensamientos?

domingo, 22 de diciembre de 2019

CUIDADO CON LAS INDIRECTAS

Resultado de imagen para las indirectas



Es un recurso muy utilizado por los seres humanos, específicamente cuando nos molesta algo de alguien en particular, pero por alguna razón no queremos enfrentarlo cara a cara.

Los dominicanos le decimos ´´tirar puyas´´, es una alternativa que siempre ha estado de moda, especialmente en los barrios marginados. En ocasiones se logra el objetivo, pero en otras, los resultados pueden sorprendernos de manera muy inesperada.

Las mismas tienen diferentes efectos, dependiendo a la persona a quien las  dirijamos:

-Puede  lograr el objetivo deseado, y que la persona cambie de actitud, dejando de hacer lo que nos molesta.

-Puede generar una reacción violenta  de la persona a quien está dirigida, y que nos sorprenda tanto que no sepamos cómo responder ante lo imprevisto.

-Como al tirar indirectas generalizamos, puede suceder que alguien en particular, a quien no va dirigida la descarga, pero que siempre ha sentido aprecio por nosotros, se sienta incluida, dolida, y decida cambiar la forma de tratarnos.

Para evitar estas situaciones, la mejor recomendación es, confrontar a la persona que nos ocasiona el malestar, siempre haciendo uso de las buenas formas, y explicarle que nos está molestando con lo que está haciendo. No tiremos puyas, hablemos con responsabilidad.

Autora: Epifania de la Cruz.

viernes, 6 de diciembre de 2019

ENSEÑAR A LOS NIÑOS A DESABURRIRSE




No es mi costumbre vivir en el pasado, siempre añorando y diciendo que antes era mejor, pero luego reflexiono y me  contradigo cuando tengo que referirme a los niños de hoy.

En mis tiempos, como era normal que los recursos económicos  brillaban por su ausencia, teníamos que ser magos de la creatividad. Nos inventábamos tantos tipos de juegos, que nunca nos aburríamos, era como si tuviéramos un catálogo disponible para acudir siempre a la reserva, sin permitir que el hastío  nos ahogara.

Ahora, los padres, quizás por razones de tiempo algunas veces, y por comodidad otras, están narcotizando a los niños, el celular ha sustituido al famoso chupete, al que popularmente llamábamos ``bobo``.

Cuando el niño lloraba le introducían en la boca el famoso bobo, ahora, tan pronto esto ocurre le dan el celular, el cual viene surtiendo el mismo efecto, pero de manera subliminal.

Ojalá que pudiéramos enséñales a nuestros niños que buscar estrategias sanas para desaburrirse constituye una herramienta para ser feliz.




jueves, 5 de diciembre de 2019


UNA DIABLILLA AL CONTROL


Siempre fijo mi atención en el tema de los valores familiares. Aprendí, en un programa de televisión que últimamente estoy viendo, que los padres debemos recuperar la crianza de nuestros hijos, que el 90% de las cosas, los niños las aprenden en el hogar, y mientras cursan el kínder garden.

A esto le agrego que cuando los padres no se ponen de acuerdo, los niños toman el control, y de qué manera.

El tema viene a mi mente debido a que hace unos  días acudí a un lugar a realizarme una resonancia magnética, como tuve que esperar durante mucho rato, mi atención se centró en una pareja que estaba lidiando con una niñita, cuya edad oscilaba entre los cuatro  y cinco años.

El lugar estaba repleto de gente y no hubo rincones que la niña dejara de recorrer, como si estuviera en un campo abierto.

El padre estaba totalmente fuera de control, hablándole a la niña como si fuera a tragársela viva; la madre, con una actitud como si le hubieran sacado el aire. Yo, observando el cuadro, histérica interiormente, y con unas ganas de coger las cabezas  de la pareja y chocárselas, y a la vez, dando gracias a Dios por no ser la abuela de esa niñita engreída.

El ridículo padre hasta le señaló a la pequeña diablilla unas áreas específicas, bajo la amenaza de que si la chiquita violaba esos límites, le arrancaría la cabeza. Obvio que el pequeño demonio rompió lo establecido cuantas veces le dio la gana.

¿Saben por qué suceden esas cosas?...Porque los padres son disfuncionales, no se ponen de acuerdo, y captando esa debilidad, entonces es la niña quien toma el control de la situación…Pobre de ellos cuando el calendario los azote, mientras la niña se convierte, primero en adolescente, luego en mujer.



domingo, 1 de diciembre de 2019

ES TRABAJADOR TODO EL QUE TRABAJA?





Dentro de las reflexiones, a veces ilógicas que se me ocurren,ésta fue objeto de análisis entre mi marido y yo, observando personas del entorno, las cuales trabajan, pero a mi juicio no son trabajadoras.

La persona trabajadora, busca el trabajo dondequiera que esté, y cuando no lo encuentra, lo inventa, aprovecha las necesidades de servicios ignoradas por otras, se hace imprescindible, y cuando es necesaria una recomendación,lo primera que aflora es que es fajadora y perfeccionista con lo que hace.

La que simplemente trabaja, lo hace porque no hay de otra, le prende una vela a Dios para encontrar que hacer y cien al diablo para que se baraje.

Viene a mi mente doña Chela, mi madre, que cuando amanecía enferma, lo primero que hacía antes de faltar a sus trabajos como lavandera y planchadora, era buscar quien la  sustituyera, para luego venir a acostarse.

Lograba hacerse imprescindible, se convertía en una utility, recuerdo que trabajó en una casa donde habían muchos varones ya adultos, y como ella tenía muchas habilidades en la cocina, cada uno empezaba a antojarse de pedirle cosas diferentes de comer, ella a todos les preparaba lo que les pedían, y al final del día, iba con propinas que todos les daban, siempre dispuesta a hacer lo que sea para ganarse el pan de cada día…Digno ejemplo de una persona trabajadora. Hacía tan bien lo requerido, que cuando se incomodaba y renunciaba, pude ver a muchas patronas,venir al humilde callejón donde vivíamos, a rogarle que volviera, regreso que dependía de que se cumplieran algunas exigencias que ella hacía.Nunca faltaba el pan de cada día, porque no solo trabajaba,era trabajadora.

Autora: Epifania de la Cruz.


Resultado de imagen para mujer trabajadora


Yo también me confieso DOMINGO, 28 DE JUNIO DE 2020 11:01  POR EPIFANIA DE LA CRUZ Hace unos días, mi amigo-hermano, Danie...