lunes, 29 de junio de 2020

Yo también me confieso

E-mailImprimirPDF
Hace unos días, mi amigo-hermano, Daniel Rodríguez, a quien le digo que es implacable cuando se trata de la correcta aplicación de las reglas gramaticales, publicó un artículo en este medio llamado: "Confieso que he vivido, y no es un poema".
Antes de empezar a leerlo, inmediatamente pensé en las memorias de Pablo Neruda, pero, todo lo contrario, narraba todo lo que ha vivido en este país, de sus frustraciones, al ver como algunas situaciones políticas se repiten años tras años, como si fuera una grabación fija o un libreto ensayado. El tema, aunque nunca lo abordo, me encantó.
Como siempre repito lo mucho que influyen, sea de manera positiva o negativa, los seres humanos con los que compartimos a diario, y aprovechando mi desvelo, busqué esas memorias de tan prestigioso poeta chileno.
Yo también confieso, aunque no esté frente a un sacerdote, que lo que hasta ese momento para mí era desconocido, me encantó, y sentí que la vida me premió cuando vi que mi fecha de nacimiento es la misma de esta ilustre figura que la vida se llevó, pero no pudo crear, en el equipaje, un espacio donde cupieran todos sus poemas.

Nota: Publicado en el períodico DOMINICANOAHORA.COM
Por Epifania de la Cruz (epifaniadelacruz@ gmail.com / www.renacerparatodos.net)
*La autora es psicóloga clínica

jueves, 25 de junio de 2020

EN EL PAÍS DE LAS MASCARAS

Personas con mascarillas protectoras | Vector Premium



En algunos momentos siento que le gano la batalla al stress que genera el encierro, pero reconozco que en ocasiones viene la nostalgia a visitarme, invitándome a hacer cosas que están prohibidas. Es entonces cuando aprovecho y le cierro las puertas.

En algunos instantes me pregunto cómo serán las salidas nocturnas, cuando Nilda, mi sobrina del alma y compañera de diversión y yo, deseemos ir a algún concierto o ir al teatro. ¿Cómo será la vida  sin máscaras?

Pienso que, de mantenerse esta situación, llegará un momento en que ellas formarán parte de nuestro vestuario. Se convertirán en un accesorio indispensable y, además, le quitarán el lugar al pintalabios.

Posiblemente abunden los atracos, ya que no es fácil identificar los rostros, y si hubiese necesidad de hacer un retrato hablado, pienso que sería muy difícil.

Parece que de tanto pensar en esto, el día de las madres, mi hija y su esposo me enviaron un exquisito desayuno sorpresa.

Como mi marido era cómplice, cuando vino el joven enmascarado con su hermoso regalo, yo, manteniendo una distancia exagerada y llena de pánico, le pregunté al joven que quién me enviaba eso. Me imagino que el chico pensaría que estaba en presencia de una loca.

Sólo me acerqué cuando oí la voz que me decía: ¡Tus hijos, claro!
Eso es parte de lo que los psicólogos llamamos stress post traumático.

miércoles, 17 de junio de 2020

Avatar versus Alter Ego

E-mailImprimirPDF
Son las 4:30 a.m., despierto aburrida y con la inspiración molestándome en la cama, presionando para que le dé su espacio.
Trato de no hacerle caso, pero entonces, empiezo a meditar como si fuera una versión femenina de la escultura “El pensador”, creada en el año 1881 por el escultor francés, Auguste Rodin.
De repente, recuerdo que hace unos días aprendí que un avatar es una identidad virtual, elegida por un usuario de una computadora, o de un video juego, para que sea quien lo represente, ya sea en una aplicación o en un sitio web.
Entonces me acordé del término “Alter ego”, el cual es el nombre de una línea de productos para el pelo, también el nombre de un exquisito espectáculo artístico, de la extravagante y excelente Gloria Trevi. El mismo, tuvo su origen en el Siglo XX, cuando los psicólogos describieron por primera vez el trastorno de identidad disociativo de la personalidad.
Inmediatamente busqué a papá Google, entonces aprendí que este puede ser una persona real o ficticia, con la cual nos identificamos o proyectamos. En el caso de esta artista, su alter ego era un hombre y se desdoblaba mostrando un rostro masculino, cuando cantaba canciones varoniles.
Encontré en Wikipedia que el alter ego es utilizado para referirse a los diferentes comportamientos de una persona que pueden aparecer en ciertas situaciones y que se relaciona con el avatar y la doble personalidad.
Finalmente, hace unos días diseñé mi avatar en Facebook, y como me dieron la opción de diseñarlo, lo representé con una negrita preciosa y jovencita, pero, en realidad, solo fui sincera en lo referente al color, como hubo una especie de engaño, parece que la imagen se enojó y desapareció de mi muro.
Como llevo varios días buscándola, si la ven, por favor explíquenle que durante le daba forma, no encontré la opción que me permitiera elegir la edad.
Por Epifania de la Cruz (epifaniadelacruz@ gmail.com / www.renacerparatodos.net)
*La autora es psicóloga clínica
.

jueves, 11 de junio de 2020

QUE NO PANDA EL CÚNICO

Mascarillas PNG Imágenes Transparentes | Vectores y Archivos PSD ...




Esta  típica expresión del ´´Chavo del ocho´´  es una invitación a ser precavidos, a no permitir que el pánico se haga dueño de nosotros, en estos momentos  tan difíciles que vivimos  a nivel mundial, pero sí que nos cuidemos.


Antes de ayer, recibí la visita de un mensajero debidamente ´´enmascarado´´, para firmarle unos papeles importantes. Luego de  tomar todas las precauciones de lugar, me puse en reflexión, y me sentí aterrorizada, cuando analicé que el joven ha venido por las mismas razones dos veces a mi casa, y si tuviera que describir su rostro, no podría. Los ojos al descubierto en caso de necesidad, no bastarían para hacer un retrato hablado.

Como esto para mí es un problema, y soy amiga inseparable de las soluciones, decidí que cuando por la razón que sea, tenga que recibir algún pedido o mensaje de alguien desconocido, conservando mi distancia, antes de permitirle la entrada, le voy a pedir que me deje ver su rostro, y  hasta de ser posible su identificación.

Realmente me asusto, cuando en algunos momentos pienso   que durante mucho tiempo estaremos ´´enmascarados´´, situación que será  una gran oportunidad para los atracadores.

Estoy convencida de que muchos de nosotros atravesamos por una situación parecida, esto se llama stress post traumático, el cual se desarrolla luego de vivir situaciones aterradoras. El mismo se toma su tiempo para desaparecer y en ocasiones se necesita ayuda profesional…A cuidarse en todo el sentido de la palabra!!!

Autora: Epifania de la Cruz



domingo, 7 de junio de 2020

Penelope y el Muelle de San Blas

E-mailImprimirPDF
1-Penélope
Con su bolso de piel marrón
Y sus zapatos de tacón
Y su vestido de domingo.
Autor: Joan Manuel Serrat.
2-Estrofas del Muelle de San Blas
Ella despidió a su amor
El partió en un barco en el muelle de San Blas
El juró que volvería
Y empapada en llanto ella juró que esperaría
Llevaba el mismo vestido
Y por si él volviera no se fuera a equivocar
Los cangrejos le mordían
Su ropaje, su tristeza y su ilusión.
Autor: Fernando Olvera.
Estas dos canciones tienen en común la belleza de sus letras y una tragedia, tan inusual en estos tiempos, que realmente me recuerda a la historia de Romeo y Julieta.
Ambas, mencionan a personajes que enloquecieron por un amor que las abandonó. La diferencia fue el medio de transporte en que lo hicieron: uno en tren y el otro en barco.
Ambas, se quedaron varadas en el tiempo, inclusive, con el mismo vestido.
La segunda canción, está basada en un hecho real y según cuenta la historia, antes de su boda, su amado se fue de pesca por tres días y jamás volvió, pero llegado ese día, ella se puso su traje de novia, y durante días estuvo andando por la playa. El hecho ocurrió en el año 1971.
Ella llegó a tener conocimiento de que esa canción, interpretada por el grupo Maná, se la habían dedicado a ella, y se emocionaba. Cuando murió, su cuerpo fue cremado y sus cenizas arrojadas al mar, en búsqueda de su gran amor.
En cuanto a Penélope, encontré que hace referencia a la obra de arte clásico, La Ilíada y La Odisea, y fue compuesta en los años setenta.
La salud mental de los personajes, en ambos casos, se vio fuertemente afectada, pues, es evidente que sufrieron una depresión tan grande, que, en la actualidad, fuera necesaria la intervención conjunta de psicólogo y psiquiatra para poder curarla.
Ambos dramas tienen una gran carga de tristeza.
Por Epifania de la Cruz (epifaniadelacruz@ gmail.com / www.renacerparatodos.net)
*La autora es psicóloga clínica

  HACKEADA, CAÍ COMO UN ANGELITO 12-7-22   Nadie en este mundo puede hacer ostentación de que no le suceden cosas inverosímiles, como ...