lunes, 28 de abril de 2014

DALLAS BUYERS CLUB

Sinopsis
Película no recomendada a menores de 12 años.

Dallas Buyers Club está basada en la verdadera historia de la vida de Ron Woodroof, un toxicómano y homófobo que ama a las mujeres, al cual en 1986 se le diagnosticó el VIH en todo su cuerpo, y que solo contaba con treinta días de vida.

El protagonista comenzó a tomar un medicamento denominado como AZT, la única droga legal disponible en los EE.UU, el cual le llevó al borde de la muerte. Para sobrevivir, él comenzó a desintoxicarse, tomando medicamentos antivirales de todo el mundo, pero aún sigue siendo ilegal para los pacientes de EE.UU. Otros pacientes de SIDA buscaron sus medicamentos renunciando a los hospitales, a los doctores y a la AZT.

Con la ayuda de su doctora Eva Saks y otro paciente, Rayon, Ron creó el Dallas Buyers Club, el primero de docenas que se formaron alrededor de la ciudad, proporcionando a sus miembros pagar por estos medicamentos alternativos. Los Clubes fueron creciendo, en números y clientes, llamando la atención de las empresas de la FDA y las compañías farmacéuticas, las cuáles hicieron una campaña contra Ron.
Fuente: http://www.sensacine.com/peliculas/pelicula-137097/

miércoles, 23 de abril de 2014

JURAMENTO HIPOCRATICO?


Es el solemne juramento que hacen los médicos al investirse, ha sido objeto de adaptaciones a lo largo del tiempo,pero como sea es hermoso y sumamente comprometedor...Mi pregunta: La cumplen a acabalidad todos los médicos?

Las siguientes historias me hacen dudarlo...

Historia 1

En dias pasados supe de un caso de una niña que estuvo interna durante varios semanas siendo atendida por un equipo médico integrado por tres profesionales de distintas áreas,pero involucrados con el problema que se le trataba a la chiquilla.

La beba permaneció alrededor de un mes interna y uno de los médicos concluyó con que  había que operar , no trabajaba con seguro médico y con lo que  cobraría por concepto de honorarios se podría construir una casita en cualquier barrio de la capital y hasta un comprar un carro.

Para ese médico la niña no mejoraba ni mejoraría y cuando los padres con la asesoría adecuada decidieron buscar una segunda opinión,los nuevos médicos  consultados opinaron que no era necesaria ninguna operación, situación que  al parecer indignó al doctor, procediedo el mismo a expresar que él quería que sus honorarios no se lo pagaran con tarjeta de crédito,exigió su dinero en efectivo...

Historia 2

Un taxista me contó que a una persona que  conoce se le enfermó un niño, los padres desesperados lo ingresaron en una clínica, los médicos consideraron que había que operarlo de emergencia y asi lo hicieron.

Para desgracia  el chiquito falleció,cuando le dieron la cuenta a los familiares,estos se alarmaron del monto exagerado y confesaron no disponer del dinero para saldar la misma...

Ante tan triste situación en la clínica en principio se oponían a entregarle el cuerpecito del niño, desesperado el padre le dijo que entonces se quedaran con el muertito...

Finalmente y viendo que realmente la familia no tenía dinero, luego de un gran escándalo procedieron a entregar al chiquito para que le dieran cristiana sepultura...Y entonces?

martes, 22 de abril de 2014

LEAN ESTO PARA QUE LEAN ALGO QUE PUBLICARE LUEGO



Juramento hipocrático
(NOTA: tuvo su origen en Hipócrates, pero fue ampliado por la posteridad)
En el momento de ser admitido como miembro de la profesión médica, ante mis maestros y en esta Facultad de Medicina que me enseñó todo cuanto sé,  juro que:
  1. Consagraré mi vida al servicio de la humanidad.
  2. Guardaré a mis maestros el debido respeto y gratitud.
  3. Practicaré mi profesión con conciencia y dignidad.
  4. La salud de mis pacientes será el objetivo prioritario de mi trabajo.
  5. Respetaré los secretos que me fueren confiados en todo aquello que con ocasión o a consecuencia de mi profesión pudiera haber conocido y que no deba ser revelado.
  6. Consideraré a mis colegas como a mis propios hermanos y no formularé a la ligera juicios contra ellos que pudieran lesionar su honorabilidad y prestigio.
  7. No permitiré que prejuicios de religión, nacionalidad, raza, partido político o nivel social se interpongan entre mi deber y mi conciencia.
  8. No prestaré colaboración alguna a los poderes políticos que pretendan degradar la relación médico-enfermo restringiendo la libertad de elección, prescripción y objeción de conciencia.
  9. Guardaré el máximo respeto a la vida y dignidad humanas. No practicaré, colaboraré, ni participaré en acto o maniobra alguna que atente a los dictados de mi conciencia.
  10. Respetaré siempre la voluntad de mis pacientes y no realizaré ninguna práctica médica o experimental sin su consentimiento.
  11. No realizaré experimentos que entrañen sufrimiento, riesgo o que sean innecesarios o atenten contra la dignidad humana.
  12. Mantendré la noble tradición médica en lo que a publicidad, honorarios y dicotomía se refiere.
  13. Procuraré mantener mis conocimientos médicos en los niveles que me permitan ejercer la profesión con dignidad y seguridad.
  14. Si llegado el día en que mis conocimientos o facultades físicas o sensoriales no fueran las idóneas para el ejercicio profesional no abandonase éste voluntariamente, pido a mis compañeros de hoy y de mañana que me obliguen a hacerlo.
  15. Hago estas promesas solemne y libremente, bajo Palabra de Honor, en memoria de todos los que creen o hayan creído en el honor de los médicos y en la ética de sus actuaciones.
¡ Que bonito queda pero que poco se cumple !

Fuente:www.uv.es/~jaguilar/historias/jurhipo.html

jueves, 3 de abril de 2014

COLA PISÁ


 
En este país se le llama “tener cola pisá” a tener algún secreto que pueda comprometernos  si es revelado por alguien.
Tambien se afirma que hay personas  que “sólo  ven la paja en el ojo ajeno”
Siempre debemos tener claro que cuando señalamos a alguien con un dedo censurándolo, cuatro de los cinco dedos apuntan hacia nosotros, por  eso debemos ser muy cuidadosos al juzgar  a alguien, ya que corremos el riesgo de tener una “cola pisa”que sea sacada a flote cuando menos lo esperamos.
Me  contaron una historia de una mujer que  vivía en un condominio muy elegante en un lugar exclusivo.
Ella se quejó con el representante de la junta de vecinos debido a que una vecina que le quedaba  muy cerca no la dejaba dormir a causa del escándalo que hacía  mientras hacía el amor con su esposo.
Dicha junta convocó a reunión con todos los vecinos, cuando le tocó el turno a la afectada, ésta manifestó públicamente su disgusto ante la situación que le afectaba;  la acusada se mantuvo en silencio total hasta que le llegara  su turno y cuando éste llegó, las siguientes fueron sus palabras:
“Es verdad yo grito porque estoy disfrutando con mi  marido, pero tú en cambio, el tuyo está fuera del país y tú todos los días a la misma hora metes diferentes hombres en tu casa y yo nunca he dicho nada ni me he metido en eso. Asi que, qué es lo que tu estás hablando m...?”
Ante semejante  respuesta delante de tanta gente, a la acusadora no le quedó más remedio que aguantar la verguenza en silencio.
Un breve tiempo después se mudó debido a que le fue imposible soportar la presión por los comentarios que el hecho generó...ESO SE LLAMA TENER COLA PISÁ.