viernes, 18 de septiembre de 2015

MEJOR NO JUZGAR




Siempre tiendo a evadir los temas trágicos debido a que tengo un grado de sensibilidad bastante elevado, pero hay situaciones que por más que deseemos obviarlas es imposible.

Hace muy pocos días supe de la noticia de que a un padre de esta ciudad se le olvidó su bebecito con apenas siete meses en el vehículo y obviamente la criatura no resistió y murió asfixiada.

Es inimaginable el dolor tan profundo que me embargó. Los seres humanos en esos casos empezamos a juzgar sin detenernos a pensar que somos simplemente eso: Seres humanos, capaces de cometer cualquier error que en algunos casos como este cuesta una vida.

Reflexionando sobre esta familia con un dolor tan grande, pero especialmente en el padre a quien el sentimiento de culpa debe estar matándolo, pienso que ninguno de nosotros tal vez nos imaginamos el grado de stress diario al cual estaba sometido, no lo justifico, pero tampoco lo crucifico, simplemente elevo mis plegarias por esa familia, en especial por él.

Tenía que dejar los dos niños más grandes en el colegio, llevar a la esposa al trabajo, dejar al bebecito en la guardería y luego ir al trabajo, no sé si era la primera vez que hacía la ruta de ese modo, nadie sabe el nivel de presión laboral a la cual estaba sometido.

Esta familia tiene que vivir a profundidad su dolor, esto es a largo plazo, más adelante deben buscar un profesional de la conducta con mucha experiencia en terapia de duelo para que de este modo logren lo más difícil que es la aceptación, y ojalá se una a esto una profunda creencia religiosa, el camino es tortuoso, pero tiene salida.

De todo corazón deseo resignación y que piensen en todo momento que los llamados descuidos son reacciones humanas y que los humanos somos imperfectos…Oremos por esta familia!

ME DECLARO IGNORANTE



En días pasados tuve la oportunidad de asistir a una charla impartida por una prestigiosa doctora en medicina cuya elocuencia realmente resultaba impresionante.

El tema a tratar giró en torno a las células madres, la oí hablar de células madres embrionarias y adultas y si no entendí mal en algún momento estas se vuelven ociosas y para que se activen regenerando los tejidos ella promocionaba un producto según ella milagroso llamado StemAlive, destinado a curar todo, entiéndase todo.

Dentro de las enfermedades mencionadas están las siguientes: Cáncer, alzhéimer, leucemia, párkinson, deficiencias cardíacas, deficiencias renales, glaucoma, catarata, diabetes, disfunción eréctil, enfermedades pulmonares, esclerosis, múltiple, osteoporosis y MUCHAS MAS… ¡Oh my god!

Llovían las preguntas y hasta hubo una joven que lloró por un problema personal que tenía y su precariedad económica le impedía adquirir el medicamento.

Luego de oír todas las bondades del mismo,la parte lógica de mi cerebro pregunta: ¿Qué va a suceder en el mundo con todos los médicos especialistas en las diferentes áreas abarcadas por el medicamento?...Entiendo que desaparecerán debido a que se morirán de hambre!

martes, 8 de septiembre de 2015

PALABRERIAS NO, EJEMPLO SI



Usualmente acostumbro a afirmar que los padres deben hablar menos y educar a sus hijos en valores siendo un ejemplo, un buen modelo a seguir para ellos.

En el proceso de crianza de los hijos debemos evitar ser ambivalentes, ya que muchas veces prohibimos algunas cosas que hacemos sin fijarnos que ellos están a la expectativa.

Hace unos días leí un libro llamado Un Grito Desesperado cuyo autor es Carlos Cuauhtémoc Sánchez y en un capítulo llamado ´´Ley de la ejemplaridad´´ dice lo siguiente:

-´´Los hijos cargarán en el subconsciente durante muchos años los patrones de conducta que observaron en sus padres.´´

-´´Los actos valen mil veces más que las palabras. No es conveniente sermonear continuamente a los hijos pues ellos observan mucho más de lo que escuchan. Denles un ejemplo digno y cabal y las palabras de corrección saldrán sobrando.´´

-´´Nuestra influencia se da en esa escala: diez por ciento con palabras y noventa por ciento con actos.´´

-´´La única forma infalible es nuestra superación. Sólo siendo mejores como individuos engrandeceremos el modelo que les brindemos.´´

Finalmente hago una exhortación a los padres a que se autoanalicen si están dando el mensaje correcto a sus hijos ya que ellos copiaran el modelo sea este bueno o malo…Ojalá que sea bueno.