jueves, 18 de noviembre de 2021

ME AMO ASI

 



Entre las tantas cosas maravillosas que le pueden suceder a un ser humano, está la de amarse a sí mismo, de manera incondicional, y ser capaz de cualquier cosa por defender ese sentimiento que siente.

Por razones obvias, tenemos que compartir con los demás, pero sin permitir jamás que sus opiniones sean indispensables para que podamos disfrutar de la vida, a nuestra manera.

Siempre tenemos que estar conscientes de que somos diferentes a todas las personas que nos rodean, sobre todo, de aquellas que se creen la gran cosa, que se consideran descubridoras del “agua tibia”, y tratan de moldearnos a su imagen y semejanza… Mentiras del Diablo, Dios no hace disparates, sus obras son perfectas.

Debemos tener claro, que muchas cosas que nos enloquecen, a otros, les son indiferentes, pero no permitamos que nos hagan sentir que estamos fuera de lugar.

Sin hacer el ridículo, vistamos la ropa que nos gusta, disfrutemos de los lugares que son de nuestro agrado, hagamos un esfuerzo por ser cada día menos dependientes de las opiniones de los demás. A veces, molesta a los demás nuestro estado de felicidad. En ocasiones, hasta causa envidia.

Si tienes una edad avanzada, y mucha gente joven se siente bien contigo, sácale provecho a esa circunstancia, porque eso quiere decir que, a pesar de los años, tus temas no aburren.

Si deseas ver un espectáculo con tu artista favorito y a la persona que suele acompañarte no le gusta, recuerda lo siguiente: “si Dios hubiese querido que anduvieras pegada a alguien, te hubiese hecho siamesa”.

No dudes en conseguir el dinero que necesites, para hacer todo aquello que te haga sentir bien contigo misma. Solo de esta manera podrás sentir que eres un ser humano especial, merecedor de todo lo bueno que tiene la vida.

Si la gente que te quiere, te dice a menudo que no eres una persona normal, pues perfecto, agradece y responde, sencillamente: “Me amo así”.


No hay comentarios:

  LA MENTIRA DISFRAZADA     Han pasado algunos días desde que leí una fábula anónima sobre la mentira y la verdad. La primera parte de l...