sábado, 3 de diciembre de 2022

EL EGO

 

 

Es una autovaloración exagerada de lo que somos. Como dicen en los barrios populares, quienes lo poseen, más que algo positivo, es una maldición, pues se creen “la última Coca cola en el desierto.”

 

Se podría considerar como un disfraz que usan algunas personas para sentirse superiores, pero que en lugar de impresionar a los demás, tiende a alejarlas, debido a que es sumamente agotador tener que compartir con alguien que solo sabe hacer alardes de sus glorias, ya que siempre viven haciendo ostentación de todos los dones que poseen, mientras, de manera inconsciente, minimizan el éxito de los demás.

Lo más peligroso de estos personajes, es que cuando alardean delante de personas con baja autoestima, puede hacerles sentir que sus logros son insignificantes.

En otros tiempos, escuchaba hablar sobre las personas fantoches, y al buscar el significado de ese término tan usado, pienso que coincide perfectamente con el tema al cual nos referimos.

Debemos cuidarnos de este tipo de personas, pues pueden malograr nuestra autoestima, pero al final del camino, casi siempre, quienes necesitan ayuda, son ellos, pero es muy difícil que lo reconozcan. Los quiero bien lejos de mi vida.

 

No hay comentarios:

EL EGO

    Es una autovaloración exagerada de lo que somos. Como dicen en los barrios populares, quienes lo poseen, más que algo positivo, es una m...