domingo, 1 de febrero de 2015

COSAS DE TELENOVELAS




Cuando nuestros hijos eran chiquitos teníamos terminantemente prohibido ver telenovelas, pienso a veces que quizás esta era una de las razones por las cuales el servicio doméstico nunca duraba mucho tiempo, imagínense esa regla con casi todos los canales transmitiéndolas.

El tiempo ha pasado, ya los hijos no están y ahora nos aprovechamos y de vez en cuando vemos nuestras novelitas y aún sabiendo que algunas son malísimas, nos reímos de la situación…No sé si me creerán que estábamos viendo una colombiana llamada nada más y nada menos ´´Cinco viudas sueltas´´, resulta que era la vida de cinco mujeres, pero a ninguna se les había muerto en marido.

Lo increíble es que hubo una noche mi marido no podía verla debido a que tenía clases en la universidad hasta tarde y yo, como toda una esposa solidaria le guardé escrito un recuento de todo lo acontecido paso por paso, él hasta me felicitó por mi eficiencia.

No quiero concluir sin plantearles unas interrogantes que tengo en torno a estas producciones:

-Cómo es que se besan tanto y los pintalabios quedan intactos?, pensándolo bien sé que los hay así.
-Cómo es que siempre regalan los anillos de compromiso a la medida?
-Cómo es que se besan al amanecer sin cepillarse?
Y algo más feo todavía, se llevan los desayunos a la cama con los dientes sucios, como diría el chavo: ¡GUACALA!

No hay comentarios: