domingo, 27 de diciembre de 2015

COSAS DE TAXISTAS



Siempre he pensado que cuando salga de algunas situaciones que me agobian y pueda tener la mente en una honda ligth voy a escribir cuentos para niños y mis vivencias con los taxistas.

Hace unos días mi suegra se puso malita y como a mi marido no le gusta conducir de noche, nos fuimos en taxi.

De regreso abordamos a un moreno que le ganó a todos los teóricos y científicos del mundo, él tomó el control de la palabra, empezó a hablar de lo bien que les va a los prestamistas gracias al nivel de endeudamiento en que viven la mayoría de los empleados, tanto públicos como privados.

Yo me sumé al diálogo y dije que hay empleados públicos que no desean que llegue el momento del pago ya que realmente no saben qué hacer con ellos, que toman dinero a los prestamistas con su tarjeta de cobro como garantía y que cuando se ven sin un chele aveces hasta se enferman.

A renglón seguido, tirando por el suelo a todos los grandes estudiosos de la psicología, el taxista afirmó con toda la propiedad y seguridad del mundo: ´´Esas personas tienen depresión económica*´´

Nunca es mi intención burlarme de las personas, pero no pude contener un ataque de risa que gracias a dios fue tomado por él como que había sido gracioso y en menor proporción mi marido se sonrió ,sin lugar a dudas nos ayudó a bajar la tensión que teníamos.

Luego de buscar por internet una definición económica del tema, pienso que el taxista simplemente hizo una adaptación económico-psicológica y sociológica de acuerdo a su nivel de escolaridad…Bien por él!

*´´La depresión económica es la fase económica subsiguiente a la crisis, que se manifiesta por una demanda débil, una contracción del comercio internacional, un crecimiento del paro y una caída en la producción nacional de bienes y servicios.( http://www.expansion.com/diccionario-economico/depresion-economica.html)´´.

No hay comentarios:

LAS PERSONAS QUE SE CREEN SUPERIORES

  LAS PERSONAS QUE SE CREEN SUPERIORES Con toda la sinceridad que me caracteriza, confieso que de la Santa Biblia, solo he leído el Salmo ...