domingo, 21 de octubre de 2018

PSICOLOGIA, AMISTAD Y FAMILIA

Resultado de imagen para caricatura de una abuela negra y moderna


A los profesionales de la conducta, se nos hace muy difícil que los familiares y amigos entiendan que no podemos ser sus orientadores psicológicos cada vez que tienen un problema.

En días pasados el  más grande de mis nietos, luego de un conflicto que tuvo con su padre (mi hijo), quien le dejó establecidas de manera clara algunas reglas, me pidió que me sentara frente a él para oír mi opinión como psicóloga, él quería tener su clave de acceso para trabajar en su tablet, además que yo lo convenciera  de  que le diera el permiso.

Cumplí su petición, me senté, pero luego de escuchar su discurso de adolescente, le expliqué que podía oír las  palabras de una abuela con la sabiduría que los años le ha dado, pero que jamás sería su psicóloga.

Esta abuela tiene que colaborar con las reglas que imponen los padres, rompiendo con la idea de que consentimos todo a los nietos, especialmente en estos tiempos tan difíciles. Juntos analizamos que como los adolescentes son menores y deben estar supervisados, la privacidad que otorga una clave privada, no es posible, hasta tanto sea mayor de edad.

Mi hijo es muy rígido en algunas cosas, y a veces le choca lo light que tomo algunas situaciones, lo que sucede es que esas cosas forman parte de las conductas normales de los adolescentes, pero hizo bien al poner las reglas, y aunque  en los castigos,  aunque no lo expresé, sentí que se excedió, como padre inteligente se dio cuenta y solo dejó el que era necesario.

¿ Abuela o psicóloga?

No hay comentarios: