martes, 15 de marzo de 2011

LO QUE PROYECTAMOS




Muchas veces he afirmado que los peores enemigos de los seres humanos son los pensamientos negativos, ya que siempre se reflejan en nuestros rostros y las personas que nos rodean lo perciben, por tal razón estos influyen en la actitud de las personas hacia nosotros.

Otras veces pienso que me gustaría estar en el cuerpo de los demás para ver como me ven, ya que yo no puedo hacerlo.

Cuando me ingresaron el 24/2/2011 para practicarme una histerectomía total ,les puedo dar como testimonio que parecería que yo estaba rodeada de una aura espiritual muy grande, pues todo el personal que me atendía, derrochaba ternura, sólo hubo una enfermera agria, pero no importa, ya que los dominicanos decimos que nunca falta un pelo en un sancocho.

Esta mujer resultó tan chocante y negativa, que tanto mi hija como yo, sin darnos cuenta, de manera espontánea la ignoramos, y gracias a Dios no recuerdo su rostro, sencillamente no existió.

Continuando con lo positivo, estuve en la sala de cirugía durante más de una hora en espera de la anestesióloga,les confieso que nunca senti temor.

Para mis adentros me puse a memorizar oraciones que conozco, y al parecer me veía tan calmada , que todos los médicos que entraban a la sala, me decían palabras cariñosas y me acariciaban el rostro, oí frases tales como: negra preciosa, bebé, angel y princesa…Ninguno de ellos me conocían.

Al reflexionar sobre esto, estoy segura de que ninguno de ellos se hubiese atrevido a acercarse, si mi actitud corporal de ese momento no lo hubiera permitido, si estamos amargos por dentro, jamás seremos capaces de inspirar ternura.

No hay comentarios: