martes, 20 de marzo de 2018

¿EN QUIEN CONFIAR?




Conozco una persona que en algunas ocasiones ha sido premiada por los juegos de azar, específicamente la lotería, ella vive llena de problemas, tiene un temperamento muy  difícil, debido a  su incapacidad para acatar órdenes, esto hace imposible que pueda trabajar bajo  las exigencias de un supervisor.

Cuando resulta agraciada con un premio, generalmente tiene varias deudas acumuladas y aprovecha para pagarlas todas. A algunas personas, les regala algo de dinero, luego de transcurrido todo esto, vuelven las quejas, las estrecheces, las maldiciones, depresiones, etc.
Si se preguntan por qué le suceden estas cosas a esa persona, les voy a citar un pedacito de una canción de Marcos Yaroide, mi pastor favorito:

♪♪ Estoy de pie 
por difícil que fuera el camino 
es más grande en Dios mi destino 
estoy de pie 
porque confié en Dios y no en el hombre 
♪♪

Aplicando esto a la jugadora, no es lo mismo confiar en el Gigante, que confiar en la suerte, ella tiene que hacer cambios en su vida para permanecer de pie, luego de depositar su confianza en el Gigante, debe  empezar por buscar una fuente segura de ingresos,  ya que los  sueños se realizan trabajando.

No hay comentarios: