miércoles, 30 de mayo de 2018

CUIDADO AL PEDIR A DIOS (Parte 2)


Parte 2

Al principio ella se mostró muy extrañada, pero luego empezó a analizar las ventajas de tener cuatro mujeres, iguales y dispuestas a acatar cualquier orden que ella les diera.

A todas las vistió de acuerdo al rol que debían desempeñar cada una, y las distribuyó de la siguiente manera: dos  para que se ocuparan  de los dos trabajos que tenía, otra para que le cuidara a la madre y otra para que se ocupara del hogar.

A renglón seguido, se dedicó a atenderse a sí misma, a embellecerse, salir con sus amigas, en fin, a hacer todas las cosas que su desorganizada vida no le permitía, realmente se olvidó de todo…

Qué pasó entonces?

Las que le sustituían en los trabajos hicieron una especie de reingeniería, poniendo todo a marchar a la perfección. La que cuidaba a la madre, logró que ella se sintiera amada y protegida,  a la que le fue asignado el mando del hogar, organizó de manera espectacular el manejo de los niños, pero,  en lo que se ganó un premio, fue organizando la vida del marido y de qué manera!  

Él estaba sumamente complacido de tener una mujer tan chula, que le dedicaba el tiempo que se merecía.

El corto metraje termina cuando la protagonista entra a la habitación y se encuentra a su marido y a la chica practicando un sexo que no dejaba nada a la imaginación, ella desesperada le hablaba, pero nadie la oía, porque realmente cada una de las chicas, era ella. En medio de su desesperación, se esfumó.

El tema me encantó, pues pienso que las mujeres tenemos un rol muy difícil dentro de la sociedad, pero hay  algunas responsabilidades de nuestro día a día, que son imposibles de delegar.


No hay comentarios: