jueves, 31 de mayo de 2018


EL ENOJO  Y LA PERSONA EQUIVOCADA

·         Alberto Sanjurjo

·         coaching

·         emociones
"Cualquiera puede enojarse, eso es algo muy sencillo,pero enojarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo". Nada nuevo. Lo dijo Aristóteles.
Enojo, palabra, fea, sentimiento muy difícil de controlar, nos hace sentir acelerados, perdemos la compostura, una vez perdemos el control, generalmente perdemos la batalla.
Una de las cosas más difíciles es ser asertivo con él, ya que generalmente, como dice la cita al inicio de este artículo, nos desquitamos con la persona menos adecuada, e inclusive en algunas ocasiones nos dejamos llevar de la ira y  de manera inconsciente aprovechamos para sacar a flote nuestras frustraciones.
Una característica del enojo, es una sensación de vacio, pena o desánimo, una vez este ha pasado.
A mí de manera personal, me ayuda a controlar este sentimiento, hacerme la idiota y pensar que mis oídos no están oyendo lo que oigo, hacer ejercicios de respiración, y encomendarme al gigante pidiéndole sabiduría.







No hay comentarios: