lunes, 18 de junio de 2018

CONFORME 18/16/2018




Siempre comento con mi compañero de vida, que en esta etapa, en la mayoría de las ocasiones debemos ser conformes, y no vivir pensando en lo que hacíamos y ahora no podemos hacer, vamos a disfrutar el aquí y el ahora, realmente es  lo que tenemos.

Viene a mi mente las letras de un merengue que dice: ``Tan buen piquero como era yo y ahora no puedo subir la voz``. No pude encontrar el autor, pero no importa, los años pasan, dejan sus huellas, y debemos tomarlo con la mejor de las filosofías.

En eso pensaba, mientras caminaba sola hoy en la mañana. Hace un tiempo, mi marido y yo le dábamos tres vueltas al cementerio de la Avenida Máximo Gómez, nos sentíamos como dos verdaderos atletas, luego empezamos a dar dos, y ahora caminamos cuando nuestros huesos  están de acuerdo, pero caminamos.

En vez de lamentarme, mentalmente le iba dando gracias al gigante, debido que aún lo permite. Como ya habíamos decidido que cuando yo caminara sola, iba a dar varias vueltas alrededor de  una estación de gas que hay en nuestro sector, así lo hice, y de repente mis ojos vieron los siguientes letreros en dos vehículos que estaban estacionados:

-``La gloria es de Dios``
-``Con Dios todo lo puedo´´
Solo atiné a repetir: ¡AMEN!

No hay comentarios: