miércoles, 6 de junio de 2018

LA PACIENCIA



Oí a una persona decir que a Dios se le pide sabiduría, no paciencia,  esta última es un don, pero qué difícil es mantenerla, debido a que tenemos la tendencia natural a pretender que los demás actúen igual  que nosotros.

Pienso que dentro de nuestros propósitos debe estar cultivarla, ya que cuando sabemos manejarla, tenemos el poder sobre algunas situaciones peligrosas, muchas veces es la llave que abre las soluciones.

La necesitamos en todos los lugares, en el trabajo, en el hogar, en la calle, con las amistades.

El buen manejo de ella impide que fracasemos, que tengamos que asesinar a un superior necio, nos ayuda a perseverar en las cosas que esperamos, nos ayuda a triunfar donde  otros fracasaron, nos abre puertas que a otros se les han cerrado.

No hay comentarios: