jueves, 12 de mayo de 2011

LA FE (parte 1)



La semana pasada escribí sobre lo difícil que es mantener la fe cuando la preocupación nos agobia. Después conocer dos testimonios de dos vidas diferentes, pido perdón a Dios, ya que mis preocupaciones son enanas cuando las comparo con las de otros.

Vi en el programa de Univisión de Don Francisco la historia de un hombre, cantante de música popular, el cual está casado con una preciosa mujer 18 años menor que él.

Este señor ingería alcohol, y una noche mientras salía de una actuación sufrió un accidente en el vehículo donde se transportaba con sus músicos, estaba borracho y no llevaba cinturón de seguridad.

Producto del mismo, además de varios golpes sufrió daños cerebrales contundentes, lo que ha significado que tenga que empezar de cero para caminar, hablar, inclusive las canciones debe aprendérselas como si fuera un niño, pero está vivo, con amor y con fe, y cada vez que habla de sus labios salen rosas… CONTINUARA.

No hay comentarios: