jueves, 26 de mayo de 2011

SOCIALIZAR A UN NIVEL MAS BAJO




La institución donde laboro fue trasladada a un lugar para mi casi remoto. Cuando inicié mis labores, luego de mi cirugía, el primer día fue tan traumático, que les puedo asegurar que casi caí en depresión.

Nunca he tenido vehículo, pero no estaba acostumbrada a montarme en guagua, eso era para mí algo insoportable…hasta que llego R a formar parte del show.

Ella es hija de una persona muy querida, es un remolino, para ella todo es posible…es única.

Ha sido mi guía, gracias a ella he conocido todos los secretos del Metro de Santo Domingo, en el cual ya me gradué agarrándome del tubo, cuando los asientos están ocupados, siento a veces como si me estuviera entrenando para ganarle a Demi Moore, en aquella famosa película en la cual realizaba magistralmente el baile del tubo, también próximamente recibiré un diploma que me acredite como ¨montadora de guagua profesional¨

Todas estas actividades diarias las hago acompañada de R, la cual a pesar de no tener una gran escolaridad, gracias a sus ocurrencias barriales es capaz de ganarle a Cherezade, las de las mil y una noches, y ha logrado que mi largo trayecto se convierta en un paseo, donde a diario hay una vivencia de amores, pleitos y sus famosas ¨pela de lengua¨ que le da a cualquiera que se meta con ella.

Por eso, este articulo es una exhortación a que de vez en cuando compartamos con aquellas personas que viven en los barrios marginados, y que no han tenido la oportunidad de recorrer distintas universidades en pro de la adquisición de conocimientos, la gente del pueblo está llena de cosas ricas y coloridas.

No hay comentarios: