jueves, 27 de septiembre de 2012

COSAS QUE LOS MEDICOS NO DICEN

Generalmente cuando los médicos intervienen quirúrgicamente a los pacientes, muy pocos se dedican a explicar de forma detallada los efectos secundarios que pueden ocurrir durante el proceso post operatorio.
Casi siempre se dedican a medicar y a chequear…
Hace cierto tiempo me practicaron una histerectomía total y  han sucedido cosas en mi cuerpo, las cuales obviamente no aparecen en ninguna receta médica,  ni me fueron comunicadas detalladamente por mi médico, pero que me he dedicado a observarlas, ya que  aprendí  que  mi cerebro tiene que acostumbrarse a no tener  todo eso que le fue extraído   del cuerpo.
Dentro de  estas cosas que he sentido y que no  me fueron informadas,  y que las he confirmado con otras mujeres que han pasado por el mismo proceso, están las siguientes:
-Algunas veces hay que darle la razón a la gente del campo, debido a que cuando va a llover, se siente molestia y picazón en la herida, es como si tuviésemos un  servicio interno de meteorología.
-Sensación de no haber comido, lo cual hace que se sientan muchos gases en el estomago.
-Después de orinar,  tener  sensación de que no has terminado.
-Sensación de que aún  se tienen los órganos ya extraídos.
-Sequedad exagerada de la piel, especialmente en  los muslos y las piernas, se puede poner como piel de tortuga.
-Todavía casi al cumplir dos años la parte baja del vientre continua como anestesiada.
Gracias a dios estas sensaciones son pasajeras y si nos acostumbramos a pensar que son cambios hormonales, podremos mantener una actitud correcta que nos ayude a llevar una vida normal y a entender que debemos cuidarnos y que cuando llegue el momento de extirpar órganos, debemos elegir entre morir o aprender a vivir sin ellos, pero sobre todo es importante que estemos informados del proceso, porque definitivamente es nuestra cirugía y es nuestro cuerpo…NO IMPORTA LUCIR COMO UNA PERSONA NECIA, PREGUNTE A SU MEDICO!






No hay comentarios:

LAS PERSONAS QUE SE CREEN SUPERIORES

  LAS PERSONAS QUE SE CREEN SUPERIORES Con toda la sinceridad que me caracteriza, confieso que de la Santa Biblia, solo he leído el Salmo ...