viernes, 13 de marzo de 2015

LOS LIMITES



En días pasados mientras iba de regreso a casa, el taxista hizo la ruta por el malecón, me encanta el mar, pero me sucede algo muy raro debido a que me fascina, pero al mismo tiempo le tengo algo de temor.

Una vez en un resort hice un esfuerzo por caminar en la orilla, pensando que al mojarme los pies dejaría de temerle.

Al cabo de unos pocos minutos me di por vencida ya que el rugido de las olas me hacía pensar que me arrastrarían y preguntarme de qué manera saldría si no sé nadar, solté el propósito y me alejé, es algo que puedo manejar a distancia.

Mientras iba en el taxi y observaba la increíble belleza de las azules aguas, me puse a reflexionar,en que todo en la vida tiene límites, el mar con toda su grandeza es incapaz de salirse de sus orillas a menos que un fenómeno de la naturaleza de gran magnitud se adueñe de sus aguas.

De esta forma deberíamos comportarnos los seres humanos, debemos respetar los límites y ponerlos a los demás cuando la situación lo requiera.

Cuando no aprendemos a poner límites cualquier persona se creecon el derecho de imponernos sus criterios y hasta de decidir en nuestras vidas.

No hay comentarios: