sábado, 4 de julio de 2015

PSICOLOGIA MEDICA



Siempre he pensado que en la carrera de medicina debe ser impartida la psicología a lo largo de todo el tiempo que dure la misma.

He visto profesionales toscos, de trato distante, incapaces de sonreír, desconocedores de la palabra empatía, la cual significa ponerse en el lugar del otro.

A veces son inmisericordes a la hora diagnosticar es como si quisieran quitarse un peso de encima, sin pensar que está en juego la estabilidad emocional del paciente.

Si muchos tuvieran conocimientos de psicología estarían plenamente convencidos de que para que un paciente caiga casi muerto ellos no necesitan pronunciar palabras, sólo tienen que hacer un simple gesto.

Recuerdo una vez que siendo una adolescente empecé a votar sangre en abundancia por la nariz y cuando mi madre me llevó a una clinicucha que había por mi barrio el “médico” le dijo que yo estaba grave, que no se explicaba como pude subir la escalera, a pesar de que tenía coágulos que casi me impedían respirar, él le dijo que fuera a buscar el dinero que él iba a cobrar en lo que me limpiaba las fosas nasales, ella luego me comentó que sintió que se iba a caer muerta por la forma en que fue tratada.

El médico a pesar de todas las situaciones duras a que se enfrenta no debe ser inmune al dolor del paciente y debe pensar que en algún momento él puede estar desempeñando el rol de paciente.

No hay comentarios: