sábado, 27 de febrero de 2016

CON LA GLORIA SE PIERDE LA MEMORIA

Esa expresión la oí en algún programa del cable que no recuerdo ahora, pero si le va muy bien a aquellas personas que luego de alcanzar alguna posición elevada se olvidan de sus orígenes y hasta menosprecian su pasado, en vez de mostrar orgullo al pensar en el ayer.

Siempre digo con mucho en cualquier lugar que sea necesario que mi madre me crió sin ninguna ayuda económica de nadie, cocinando, lavando y planchando y realizando cualquier tarea por la cual le pagaran algún dinerito.

Este es mi caso, pero como todos los seres humanos somos diferentes, a una persona conocida por mí le sucedió que tan pronto se enteró de que un amigo de infancia y compañero de infortunios lo habían designado en una alta posición de una institución pública, fue a saludarlo con toda la alegría del mundo.

Luego de identificarse adecuadamente, cuando él se dignó en recibirla el recibimiento fue tan frio y distante que ella procedió como decimos nosotros a ´´darle una pela de lengua y recordarle cuando él era un rullemedias en el campo´´…Ese es un ejemplo de que la gloria hace perder la memoria.

No hay comentarios: