miércoles, 10 de noviembre de 2010

EL MATRIMONIO DE MI NIÑA (PARTE 1)



Al evento que me refería cuando publiqué mi foto en un pasado artículo, era a la boda de mi querida niña, el evento se caracterizó por su sencillez y organización, algunas personas me preguntan que si lloré, no, realmente lo que sentí fue una gran alegría.Me sentí como una gran reina contemplando su princesa.

Esta foto fue tomada cuando ella se dirigía de la casa a la iglesia.Proximamente les daré más detalles.

No hay comentarios:

LO QUE EL COVID SE LLEVÓ

        El título me trae a la memoria una película viejísima, pero   a pesar de gustarme mucho el cine, esta vez, ese no es el tema. Ha...