viernes, 12 de noviembre de 2010

PODEMOS APRENDER DE NUESTROS HIJOS



Los padres tenemos la tendencia natural a proteger siempre a nuestros hijos y creernos sabelotodo, pero debemos entender que los tiempos cambian y que ellos tienen acceso a cosas y lugares que nosotros nunca tuvimos, tal vez les parezca extraño, pero podemos aceptar sugerencias y consejos de ellos, pueden ser grandes maestros.

El tema viene a colación porque en el mes de agosto mi hija y su novio, nos anunciaron que el 5 de noviembre de este año contraerían matrimonio, que quisieron hablar con nosotros cuando tuvieran algo concreto.

Nunca imaginé que mi hija a quien siempre consideré la más regueretosa del mundo, fuera capaz de armar una boda tan sencilla y organizada en tan poco tiempo, creo ,sin lugar a equivocarme que somos los únicos padres del mundo que podemos decir a todas voces que fuimos invitados de honor en una boda donde realmente no faltó ni un detalle , por minucioso que fuera. Nos dio una cátedra de organización y de trabajo en equipo... !Cuánto hemos aprendido de ella!.

No hay comentarios:

COMO SIEMPRE ME SUCEDE EN LAS SALAS DE ESPERA

    Cada vez que   estoy en la sala de espera de una clínica, por más esfuerzos que hago para que no sucedan estas cosas, siempre   ap...