lunes, 21 de noviembre de 2011

MAMI…NACI HOY



Esas fueron las palabras con las cuales me dio los buenos días, mi hijo Iván esta mañana, luego de narrarme lo que le sucedió anoche:

¨Salí con mi familia a llevar los niños a un parque de diversión, fuimos a la zona oriental y luego nos desplazamos a la plaza Juan Barón del Malecón, luego cuando veníamos de regreso , sentí unas ganas incontrolables de orinar, entiendo que todo el mundo sabe que en los centros de diversión a los ciudadanos se les hace muy difícil encontrar un baño, sé que no es correcto hacer esto en la calle, ni estoy formado para hacer este tipo de cosas, pero la necesidad pudo más y busqué un lugar oscuro, luego de estacionar el vehículo y dejar a mi familia en espera.

Transcurridos breves instantes, y como por arte de magia, de un patrullero salieron tres policías, estacionaron el patrullero delante de nosotros ,se desmontaron con las pistolas en mano y me encañonaron como si estuvieran persiguiendo a un vulgar delincuente.

El aparataje fue tan grande, que tuvo que intervenir mi esposa, y ellos ni siquiera depusieron su actitud al ver que en el carro estaban dos niños¨.

¡Cuánta eficiencia de parte de nuestros policías para denigrar a los ciudadanos serios de este país en presencia de su familia, mientras que los delincuentes se pasean en sus propias narices, haciéndose ellos muchas veces de la vista gorda!

Sería bueno que la Policía Nacional se preocupara un poco más por la salud mental de sus miembros, ya que se han dado varios casos en que jóvenes indefensos han sido asesinados sin darle la oportunidad de hablar.

Mi hijo es un profesional del área de Informática, escritor, serio y con excelente formación hogareña y su esposa una joven abogada, con esto les quiero significar que no eran vulgares delincuentes a los que estos policías, probablemente analfabetos ultrajaraçon…Gracias a Dios por la vida.

No hay comentarios: