lunes, 29 de junio de 2015

LOS LIMITES



Hace unos días mi hija vino a mi lugar de trabajo, luego juntas regresamos a casa, ella tiene un estilo muy light de conducir y decidió que nos fuéramos por el malecón, ya que a ambas nos fascina el mar.

El mismo tenía un derroche de belleza, la olas eran tan blancas que parecían escarchas, hablamos de algunos temas muy interesantes.Yo le dije a ella que si nos fijamos el mar a pesar de su inmensidad y poder, a menos que haya un fenómeno natural de gran trascendencia no se sale de su nivel, eso es un ejemplo de que hasta él tiene límites.

Ella me comentó que en la primera lectura de la misa a la cual ella asistió el domingo que recién pasaba era la siguiente:

“El Señor habló a Job desde la tormenta: ¿Quién cerró el mar con una puerta, cuando salía impetuoso del seno materno, cuando le puse nubes por mantillas y nieblas por pañales, cuando le impuse un límite con puertas y cerrojos, y le dije: "Hasta aquí llegarás y no pasarás; aquí se romperá la arrogancia de tus olas"?» Job (38,1.8-11).”

Sentía que nos identificábamos plenamente y que la proximidad del mar nos llevaba a sentir más de cerca la presencia de Dios.. Dios en ti creo y confio.


No hay comentarios: