viernes, 15 de abril de 2016

ME SUCEDIO A MI…EN PERSONA



A principios de semana cuando llegué a la oficina donde trabajo todo estaba totalmente a oscuras, la misma está dividida en dos partes: Una delantera con cristales transparentes donde labora el personal que dirijo y en la parte trasera mi despacho.

Las luces de la parte delantera sólo son apagadas por el personal de seguridad, mientras que en la parte mía las prendo y apago yo.

Procedí de manera inmediata a reportarlo a seguridad, en el proceso intervinieron tres militares hasta resolver el imprevisto, mientras que de manera muy amable me daban todas las explicaciones de lugar…

Transcurridos algunos minutos se encendieron las luces delanteras y las mías seguían apagadas, para no estar a oscuras me quedé a esperar con mi personal, mientras mi oficina seguía sin luz…

Luego de mucho rato me reportaron que mis luces habían sido encendidas…Más tarde,en un momento de reflexión me di cuenta de que es cierto que hubo una avería, pero mis interruptores siempre estuvieron apagados…Si hubiese actuado con prepotencia no hubiera podido tomarlo a chiste ya que la vergüenza me hubiera matado.

No hay comentarios: