miércoles, 13 de abril de 2016

ROBLE O GUERRERA?




Muchas veces el diario accionar de nuestras vidas, la incansable lucha que hemos llevado para sobrevivir, nos convierten a nivel familiar en la protagonista de la película, en una versión dominicana de la mujer maravilla.

Todo lo que sucede en el hogar puede ser un problema hasta que llega a nuestras manos y como por arte de magia le buscamos una solución…

Nuestra familia nos percibe luchadora, poderosa, guerrera, roble, mujer de hierro de la cual se espera todo, menos un momento de debilidad, ya que todos nos ven como un árbol indestructible que da buena sombra y se sienten desamparados si este se derrumba.

Los robles pueden ser derribados y las guerreras pueden tener momentos de vulnerabilidad que los demás no entienden, quizás porque no se detienen a pensar que muchas veces más que admiración, se necesita un hombro donde descargar nuestras penas, sin que el o la dueño(a) del mismo se sorprenda de nuestra reacción, necesitamos ser aceptadas, no juzgadas.


No hay comentarios: