jueves, 21 de septiembre de 2017

EL CUERPO ES EL JEFE



Muchas veces me sorprendo predicando cosas que no cumplo, esta afirmación la hago, debido a que  todas las personas que me conocen, con mucha frecuencia me oyen decir que el cuerpo avisa, que nos da señales, las cuales por alguna razón no podemos o no queremos obedecer, y luego nos enfrentamos con las consecuencias, inclusive estoy totalmente convencida de  que cuando yo me decida a prestarle atención al mio, tendré menos problemas en la vida.

Mi testimonio de hoy es el siguiente: Tomé unas forzadas vacaciones para solucionar asuntos de índole familiar, luego de que los mismos fueran resueltos, decidí dedicar unos días para descansar.

Por razones que no sé explicar, mi cuerpo me pedía que no saliera de mi casa, pero como ser humano imperfecto que soy, el pasado martes 19/9/17, me desperté con la plena convicción de que ese encierro, emocionalmente me estaba afectando, inclusive, tuve el impulso de no llevarme el celular, pero como el diablo no duerme, cedí a su tentación.

 Desobedeciendo mi instinto, decidí salir a comprar algunas cosas que realmente necesitaba, pero de regreso, con todo lo comprado, un delincuente, con una  velocidad  espantosa, me arrebató la cartera, conteniendo esta, algo de dinero, mi cédula, la llave de la casa, y la flota asignada por la institución donde laboro.

Lo sucedido fue tan rápido, que no hubo tiempo de que me asustara, posteriormente he sentido en carne propia, lo que significa para nosotros los profesionales de la conducta, el término ´´stress post traumático´´(http://www.ansiedadyestres.org/que-es-el-trastorno-por-estres-postraumatico).

Estoy convencida de que durante muchos días, eventualmente pensaré en lo sucedido, pero desde  ayer, empecé a aplicarme autoterapia, no voy a permitir que el pánico afecte el ritmo normal de mi existencia, me cuidaré más y seguiré hacia adelante con más fuerzas de la que siempre he tenido.


No hay comentarios: