viernes, 6 de diciembre de 2019

ENSEÑAR A LOS NIÑOS A DESABURRIRSE




No es mi costumbre vivir en el pasado, siempre añorando y diciendo que antes era mejor, pero luego reflexiono y me  contradigo cuando tengo que referirme a los niños de hoy.

En mis tiempos, como era normal que los recursos económicos  brillaban por su ausencia, teníamos que ser magos de la creatividad. Nos inventábamos tantos tipos de juegos, que nunca nos aburríamos, era como si tuviéramos un catálogo disponible para acudir siempre a la reserva, sin permitir que el hastío  nos ahogara.

Ahora, los padres, quizás por razones de tiempo algunas veces, y por comodidad otras, están narcotizando a los niños, el celular ha sustituido al famoso chupete, al que popularmente llamábamos ``bobo``.

Cuando el niño lloraba le introducían en la boca el famoso bobo, ahora, tan pronto esto ocurre le dan el celular, el cual viene surtiendo el mismo efecto, pero de manera subliminal.

Ojalá que pudiéramos enséñales a nuestros niños que buscar estrategias sanas para desaburrirse constituye una herramienta para ser feliz.




No hay comentarios:

Yo también me confieso DOMINGO, 28 DE JUNIO DE 2020 11:01  POR EPIFANIA DE LA CRUZ Hace unos días, mi amigo-hermano, Danie...