miércoles, 4 de abril de 2012

LOS AÑOS Y LA PRISA



Estoy en una etapa de mi vida inigualable, valorada por muchos y discriminada por otros, pero nada de eso importa, tengo tranquilidad de espíritu, muchas vivencias y conocimientos en mi cerebro, en otras palabras, he asumido perfectamente a lo interno que soy capaz de soportar situaciones, que en otros tiempos le hubieran dado muerte a mi autoestima…he volado tanto, que no temo caer, mis alas aun están firmes, no tengo prisa, el tiempo es mi aliado y esta consciente de que siempre debe ir detrás de mi.

Es en esta etapa cuando me he dado cuenta de que me fijo más en las personas, que en las acciones que estas emprenden, y he entendido que nadie puede dar lo que no tiene, que algunas personas damos flores y  otras basura,debido a que esto es lo único que poseen para ofrecer, de ese mismo modo he entendido que hay seres humanos incapaces de dar amor, y que se envuelven en un caparazón cuando este quiere entrar a su vida..

Estoy segura de que a veces una persona te hiere porque al igual que la moraleja de la luciérnaga y la serpiente, le molesta tu luz, otras se alegran de tus males, fingiendo que les duele, porque en el fondo la envidia les corroe.

Estoy feliz, no tengo miedos y aunque no me atrevo a afirmar que estoy preparada para la muerte, repito a cada momento que si esta llegara, siento una paz tan grande en mi corazón, que no tendría que llamar a nadie para pedirle perdón, modestia aparte, soy una ganadora.

No hay comentarios: