lunes, 2 de julio de 2012

LOS PRESENTIMIENTOS (I PARTE)

“Un presentimiento es una intuición sospechosa y difusa que presagia lo que va a suceder
Todos, absolutamente todos los seres humanos imaginan cosas, presienten cosas y concluyen cosas sin contar con todos los elementos de juicio necesarios para llegar a una conclusión, es más, mientras estas leyendo esto te vas a preguntar de antemano, si de verdad vale la pena.

 
Eso es hacer uso de una facultad o " don" que nos hace diferente de los animales y que según la biblia podemos distinguir el bien del mal.

Nunca se deja de escuchar en la vida al que dice: Tengo un mal presentimiento! y a los pocos minutos ocurre algo, esto es más común de lo que se cree, malos o buenos presentimientos siempre asaltan a la gente en el lugar y en el momento menos esperado.
La psicología considera a los presentimientos como una sensación de aprehensión emocional o afectiva de un acontecimiento futuro.
Popularmente a los presentimientos también se les conoce como precogniciones o premoniciones y los utilizan como sinónimos de presentimientos, pero para los especialistas existe una marcada diferencia entre estos dos conceptos, si se separan las palabras por sus raíces (pre=antes de y sentir=emoción afectiva) veremos que esto no tiene otra causa que la imaginación, o sea, es un sentimiento suscitado por un recuerdo que se tiene en cierto momento o circunstancias, o sea, es un sentimiento pre-emocional o algo que surge antes de una emoción, claro todo esto en el campo científico de la psicología.
En cambio precognición o premonición nos habla de un conocimiento previo sobre el futuro o fenómeno casi siempre inmediato, como sé vera no siempre sentimientos y ciencia van juntas, sin embargo, el hecho de que ambos fenómenos reales o aparentes objetivos o subjetivos, vayan acompañado de un matiz afectivo, hace legítimo el uso indiferente de las palabras, precognición, premonición o presentimiento".

Fuente: taringa

No hay comentarios:

LAS PERSONAS QUE SE CREEN SUPERIORES

  LAS PERSONAS QUE SE CREEN SUPERIORES Con toda la sinceridad que me caracteriza, confieso que de la Santa Biblia, solo he leído el Salmo ...