sábado, 28 de diciembre de 2013

CONVERSACIONES QUE NUTREN



El día de Noche Buena, mientras en mi barrio algunos vecinos bebían sin control  y otros hacían que los oídos  estallaran de tanto oir las bachatas de Anthony Santos, el cual me fascina, pero en algunas ocasiones me irrito porque los radios tienen el sonido de varias latas que son arrastradas por un carro sin muffler.

Mientras esto sucedía, luego de cenar tuve un conversatorio  bastante interesante con mi yerno, una de las personas con las cuales los temas a tratar no se terminan y nunca  aburren, sin darnos cuenta abordamos el tema de cuando yo hice mi pasantía hace unos  años en la cárcel de Mujeres de Najayo.
Le conté de cómo la primera paciente que vi en mi vida, sin aún haberme graduado, fue una chica adicta a las drogas, a ella me la trajeron unos instantes después de haber intentado suicidarse...ELLA VA A SER EL PRIMER CASO QUE LES CONTARE DE MIS VIVENCIAS EN NAJAYO MUJERES.

Esta noche buena fue bastante fructífera, luego de hablar por tanto rato con él fue cuando me sentí motivada a escribir sobre  esa etapa de mi vida que nunca voy a olvidar…

No hay comentarios: