jueves, 25 de diciembre de 2014

PALETAS QUE MATABAN





Durante un compartir con unas encantadoras sobrinas que tiene mi marido, mientras hablábamos de la crueldad de nuestros padres al momento de darnos una pela, a pesar de las diferencias  de generaciones, pues ellas son muy jóvenes en comparación con nosotros, una de ellas  llamada Ramonita narró lo siguiente:

´´Un día cuando yo era chiquita, mientras mi madre estaba muy concentrada hablando con una vecina, levanté el colchón de la cama de ella y vi una cantidad increíble de monedas, loca de alegría tome cinco centavos, fui al colmado y compré  dos paletas que vendían en ese tiempo, las cuales luego de humedecerlas,  traían adheridas unas florecitas que podían ser colocadas en la piel parecido a lo que sería ahora un tatuaje, las chupé y en cada ´ buche´ (pómulo o mejilla) me puse una.

Yo estaba tan eufórica que una amiguita me preguntó dónde había encontrado dinero y le dije que mi mamá tenía muuuucho debajo del colchón, el dueño del  colmado estaba preocupado, como comprenderán, al rato había un grupo de amiguitas, las cuales financiadas por mi llenaron el frente de la casa con las envolturas de las paletas.

Resulta que ese dinero era el producto de una rifa organizada por mi madre, al rato ella lanzó un grito de alegría debido a que nadie se la sacó y el dinero le había quedado a ella, imagínense la paliza que  recibí luego de mi asustada confesión, me dieron un concierto de golpe…

Ahora mi madre  y yo nos ponemos a analizar la situación y yo le digo a ella fue la culpable  por estar hablando con la vecina se descuidó y  no se percató de lo que estaba ocurriendo´´…SUERTE QUE LOS TIEMPOS HAN CAMBIADO!
                                                                                                                    

No hay comentarios: