domingo, 7 de diciembre de 2014

SENTIR SEGURIDAD Y PODER




Una vez caminando por los pasillos de mi lugar de trabajo, saludé a una amiga que hablaba con un joven, luego ella me comentó que cuando yo di la espalda, él dijo que le gustaba mi actitud debido a que yo me desplazaba  como si fuera la reina del universo, bueno se equivocó, soy una princesa, porque soy hija predilecta del Dios en que yo creo.

Saben por qué mi  forma de actuar?...Me siento segura de mi misma, no tengo miedo, no tengo dinero, pero me siento exitosa y eso me hace sentir poderosa, como diría Florangel de Jesús, una predicadora que a veces oigo: ´´Las mujeres que creen en Dios son guerreras, son peligrosas porque andan armadas con la fe.´´

No vivo pendiente a rumores, a las cosas que me afectan trato  de ganarles la batalla, ninguno de mis defectos me acomplejan, trato de vender mis virtudes y mis talentos, todos tenemos dones y a veces no lo sabemos.

Vivo orgullosa de mi origen y mi raza y de lugar donde modestamente vivo, sin envidiar los logros de los otros.

Tengo momentos de felicidad y tristeza como todos los seres humanos, pero le doy gracias a mi Dios por todo.

Estas reflexiones me hacen recordar una canción de Marcos Yaroide que dice: ´´Has sido bueno, señor conmigo, pues tu mano me sostiene en la curva más cerrada del camino´´…




No hay comentarios:

CUANDO LA MEMORIA NOS TRAICIONA

A todos en algún momento nuestra memoria nos ha jugado una mala pasada, y posiblemente una de la más difícil de enfrentar, es cuando ...