martes, 4 de julio de 2017

ACOSO WHATSAPPERO





Es una forma moderna y agotadora de ser acosado, lo malo de la situación es que hasta ahora, no he sabido de algún tipo de terapia para recomendar a la personas que ejercen ese tipo  de acción.

Algunas veces  nos piden nuestro número de teléfono y en fracciones de segundos empiezan a enviarnos mensajes tan kilométricos, que con solo verlos nos sentimos exhaustos, entienden que  deben gustarnos, por el simple hecho de que para ellas son importantes, sería bueno que se cuestionaran en torno a si alguna vez nos consultaron antes de tomar esa decisión.

Es bueno que los invasores de nuestro espacio tengan presente el tipo de acercamiento que tenemos, y si realmente tienen la confianza necesaria  para llenarnos de imágenes perversas, de chistes grotescos o de textos religiosos larguísimos, sin importar si son de nuestro agrado o no, ya que no hay forma de saberlo, ya que no han preguntado.


No hay comentarios: