lunes, 12 de noviembre de 2018

APRENDE A RECIBIR




Es el título de un artículo escrito por un colega dominicano, llamado Ricardo Pichardo, me encantan sus escritos, y siempre le doy seguimiento.

Ahí explicaba  como desde pequeños nos enseñan que el afecto debe ser condicionado, es así como nos decían que si nos portábamos bien, papá Dios, nos iba a querer, los reyes nos dejarían, iríamos de vacaciones, etc.

Afirma que ya de adultos  entendemos que debemos ganarnos el cariño y nos olvidamos que merecemos ser queridos.

En lo que más coincidimos ambos es en cómo estos aprendizajes afectan la autoestima, cómo a veces creemos que los atributos que tenemos no lo merecemos, y por eso vemos personas, a las cuales elogiamos porque las encontramos bellas, y frente a cualquier piropo, responden inseguras, de la siguiente manera:

-Tú crees?
-Eso es que me quieres
-Me estás viendo con los ojos del alma

A partir de hoy cuando alguien nos diga que nos vemos bien, por favor  no utilicemos ninguna de las expresiones ya detalladas, simplemente debemos agradecer, dar las gracias, y si en algunos casos, se identifican conmigo, sin ninguna modestia digan: ¡Gracias, yo lo sé!.

No hay comentarios: