lunes, 13 de diciembre de 2010

LOS NIETOS



Luego de casarse nuestros hijos, como les dije anteriormente, nos quedamos solos, estamos en la etapa que en Psicología se llama NIDO VACIO, de la cual ya les hablé.

Es entonces cuando vienen a iluminar nuestras vidas esos grandes tesoros llamados nietos, palabra mágica que nos demuestra que a esos péquenos manipuladores los queremos más que a nuestros hijos, ya que por ellos, somos capaces de andar descalzos por el mundo.

Todo lo antes escrito es la parte romántica de la historia, ahora vamos a aterrizar: ellos no son de nuestra propiedad, pertenecen a sus padres, podemos contribuir, pero la labor de formarlos les corresponde a ellos.

Aprendí en la maestría que si asumes una responsabilidad que no te compete, eres UN(A) LADRON(A), ya que estas tomando algo que no te corresponde.

No permitas que tus hijos ya casados te involucren en asuntos privados, realmente no te importan, ellos se casaron, cuando se enamoraron no te consultaron, si se desenamoran, lamentablemente no es de tu incumbencia.

No le des muchas cosas materiales a tus nietos…pueden confundirse y sólo quererte por interés, creerán que eres una maquina que fabrica dinero.

Si vas de visita a la casa de ellos y empiezan a discutir y a pretender que hagas el papel de árbitro, haz como el personaje aquel de los dibujos animados que siempre decía: ¡HUYAMOS POR LA DERECHA!

En fin, trata de llevar una vida medio loca con tus nietos, dándoles todo el amor del mundo, pero sin que el peso de la balanza se incline siempre hacia ti.

No hay comentarios: