sábado, 8 de enero de 2011

COSAS ESPONTANEAS DE INICIO DE AÑO




Los inicios de año son excelentes para trazarse metas, para borrar cosas negativas y para olvidar cosas que pudieron ser y no son.

Cuando se comparte en grupos,aveces dejamos detrás algunas inhibiciones y nos mostramos tal cual somos, especialmente si de por medio hay alcohol.

Como mis amistades saben que me gusta escribir, me viven enviando a cada rato cosas muy interesantes con la finalidad de que lo publique en mi blog, lo siguiente sucedió en la casa de una familia muy chula:

Estaban reunidos los dueños de la casa, sus dos hijos (un varon y una hembra) y el yerno, ambos compartian de manera sencilla y natural y contrario a lo que dije anteriormente,todos estaban en sus cabales.

Juntaron los restos de la cena de la noche anterior e hicieron una gran comida el dia 1ro. de enero.

Luego de compartir de manera amena, de repente surgió el tema de las diabluras que hacemos cuando somos niños o adolescentes y que generalmente son ignoradas por nuestros padres.

Todos empezaron a contar sus hazañas, para narrarlas todas necesitaría por lo menos dos artículos, pero sólo les contaré dos…luego juzguen ustedes.

La madre confesó que cuando tenía alrededor de ocho años le robó cinco pesos a un primo que la dejaba atendiendo un negocio,la razón es que en la escuela donde estudiaba, iban apresentar una obra de teatro y ella le habia pedido el dinero a la madre, pero esta no tenia, se lo pidió al prímo que si tenia y éste se lo nego.

La hija animada por la confesión materna, contó que un dia en la universidad estaba lloviendo mucho, no tenia carro, ni celular con que pedir un taxi, desesperada vio que un hombre introducía una tarjeta en su celular, y de manera increible, ella se grabó todos los números de la misma y en un telefono público,usándolos pudo llamar.

En sentido general todos como decimos los dominicanos, tienen cola pisá, pero la de la chica fue la más impactante, especialmente por el tipo de persona que es.

El hijo comentó que se imagina que por ahí deben andar los inicios de la clonacion de tarjetas.

Estas anédotas son muy buenas y unen a la familia, especialmente si llegamos a una adultez sana y este tipo de cosas son simplemente eso, ANECDOTAS.

No hay comentarios: