lunes, 10 de enero de 2011

SI NOS QUEDAMOS EN EL PASADO...



Es posible que muchas veces nos hayamos preguntado por qué se murió la magia que existía ayer con determinada persona, con la cual antes disfrutabamos tanto de su compañía y ahora nos aburrimos.

La respuesta no es tan sencilla,las personas que caminan juntas por la vida deben tener intereses comunes, esto es lo que logra que nunca se terminen los temas de conversación, si una de las partes se queda estancada y otro avanza aunque sea un escalón más, la comunicación se afecta.

El tema surge porque tenemos un amigo en los EEUU., era compañero inseparable de ideales políticos en aquellos tiempos del ayer, cuando sólo se hablaba de comunismo y capitalismo, la mente de esa persona se quedó como el estribillo de la cancion de Joan Manuel Serrat: ♪♪penelope con su bolso de piel marrón♪♪

Situaciones que ignoramos han hecho que viva sin la familia, e inclusive, ha tenido que enfrentar muchos problemas de salud viviendo solo.

Cuando nos enteramos de esto, especialmente yo,de manera personalizada le he dado seguimiento y apoyo.

Sucedió algo muy incómodo, ya que sus ideas politicas actuales chocan con las de nosotros, y cada vez que hablamos sólo se oyen las siguientes palabras: CAPITALISMO,CLASES OPRIMIDAS, BUGUESIA,etc...¡QUE HASTIO!

Esas palabras son repetidas tantas veces, que cuando él llama por teléfono, lo tomo por educación, y encima de esto, tengo que soportar que diga oprobios del partido por el cual simpatizamos.

Entiendo que esto es atravezar los límites que debe haber en toda relación de amistad, sobre todo si sabe que no me gusta hablar nunca de esos temas.

Realmente con todas las cosas que he aprendido desde que lo conoci, siento que no tenemos nada en comun.

Como todo fanático que es, cuando me llamó para felicitarme el día de año nuevo y tocó el tema, le pedí que por favor no hablaramos nada de politica, que ambos debiamos respetar nuestras creencias y me dijo que mi candidato era un desgraciado y que el creía que yo era más inteligente...y entonces?

Intenté varias veces intervenir en la conversación y él, encolerizado no me dejaba hablar, cuando pude subir la voz más alta que la de él,tiré al suelo la psicología y sólo atiné a decir: COMPADRE, COMPADRE, FELICIDADES Y PRÓSPERO AÑO NUEVO, procediendo a colgar el telefono, probablemente cerrando tambien la amistad que en un tiempo fue perfecta…

No hay comentarios: