lunes, 31 de enero de 2011

COSAS DE PSICOLOGOS (PRIMERA PARTE)




Cuando somos populares, como en mi caso, nos encontramos personas que quieren presumir de que son nuestros amigos y a veces nos ponen en situaciones embarazosas.
Tengo una amiga, con un carácter bastante difícil, pero nos entendemos.

Es una de mis normas que a menos que yo decida lo contrario, no me gusta que me lleven pacientes a mi casa.

Esa persona se apareció en mi hogar, con una amiga de ella, haciendo ostentación de que era mi amiga personal, situación que entendí de inmediato e hice todos los esfuerzos para no hacerla quedar mal.

Lean lo narrado más abajo y les parecerá una obra de teatro:

Mi amiga- Epi…Epi…!.EPI! (tocando duramente el portón)
Yo-¡Ya voy! Respondí con el swaper en la mano, ya que estaba trapeando.

Me acerco a la puerta, internamente de mala gana, por fuera con una sonrisa forzada.

Yo- Buenas noches…
Mi amiga-Hola Epi, te traje esta amiga mía le dije que eras una persona chévere y que la puede ayudar.
Yo- Pasen adelante y siéntense…
Mi amiga-Mira Epi, en relación a esta amiga, te voy a decir la verdad, ya que tú como Psicóloga sabes que a los ustedes no se le dice mentira.

Ella tiene un hijo que cometió un acto de delincuencia y para serte sincera esta como fundido del cerebro…

La amiga- Yo la conozco doctora, fui a una charla que usted dio en la parroquia, anoche soné que vine donde usted…!mire como se me engrifan los pelos! fue un mensaje de Dios para que viniera a verla. Mire mi hijo esta como frustrado de la mente, no sé si soy yo la que necesito ayuda, pero él como que ha quedado loco y le ha cogido con darle golpes a la mujer, es sumamente agresivo, a cualquiera le dae a golpres.

No encuentraba como evadir la situación, de pronto me acordé que tenía un arroz cocinándose, pedí permiso para bajar la llama de la estufa y le dije! Vuelvo luego!…aprovechando el trayecto para elaborar la respuesta...!QUE SITUACION!
¡Continuara!

No hay comentarios:

COMO SIEMPRE ME SUCEDE EN LAS SALAS DE ESPERA

    Cada vez que   estoy en la sala de espera de una clínica, por más esfuerzos que hago para que no sucedan estas cosas, siempre   ap...