miércoles, 5 de noviembre de 2014

ES LA FUERZA FUERTE?






Siempre he oído decir que ´´la oveja mansa se mama su teta y la  ajena´´, son increíbles las cosas que se consiguen en la vida actuando con dulzura y humildad, aunque a veces el día a día nos enseña que en algunas ocasiones tenemos que quitarnos la ropa de personas finas y adoptar posturas fuertes, pero generalmente la suavidad  es seductora.

En algunas ocasiones he mencionado a una facilitadora que tuve en mi maestría llamada Rosa paliza, se podía decir que al momento de dar la clase se metía en un personaje capaz de las cosas más insólitas para mostrarnos  lo grande que era.

En nuestro curso había  un compañero llamado Loweski con una contextura física que sólo podía compararse con algunas que exhiben los fisiculturistas.

Un día ella lo invitó a él ´´echar un pulso´´ entendiéndose que ella tenía una fuerza superior a la de él para ganarle la competencia. Todos la miramos y nos reímos a carcajadas y ella con toda la seguridad le dijo que viniera, que estaba segura que le iba a ganar.

Ambos se sentaron en la mesa subieron el brazo con la intención de ver cual tumbaba el del otro, para nuestra sorpresa en fracciones de segundo ella le tumbó  el musculoso brazo.

Todos asombrados comenzamos a preguntarle cómo lo hizo y ella muerta de la risa dijo: ´´El venía con mucha fuerza, en actitud de tumbarme, pero yo empecé  la competencia con mi brazo suave  y relajado, él cedió a mi suavidad y flojó su brazo, momento que yo aproveché para ganarle la apuesta´´…Quién pudo más, la fuerza o la suavidad?


No hay comentarios: