lunes, 17 de noviembre de 2014

LAS PERSONAS INTENSAS



Todos en nuestras vidas hemos tenido la oportunidad de conocer alguna de estas personas, una de sus principales características es que aprenden  a manejarse en un nivel muy elevado de stress, tienen a sobredimensionar y a dramatizar situaciones que para el común de las personas son normales

Según su formación pueden ser excelentes personas, pero también pueden promover el conflicto en gran escala, aún sin proponérselo, pueden formar una tormenta en un vaso de agua y si no sabemos manejarnos con ellas, fácilmente podemos dejarnos influenciar y caer en su trampa inconsciente, situación que podría traernos problemas  ya sea en lo personal o en lo laboral.

Estas personas sin darse cuenta pueden llevarnos  a que no actuemos con inteligencia emocional.

Cuando a este nivel de intensidad se suma una gran inteligencia, estas personas son incapaces de hacer un alto en el camino para relajarse y tomar decisiones sanas, contrario a esto se involucran en un sinnúmero de actividades, aún estando consciente de que no van a poder cumplirlas a tiempo.

Uno de los problemas más graves es que no saben decir que no y se pueden pasar el resto de la vida huyendo, pero ¿saben de quién? ¡DE ELLOS MISMOS!

No hay comentarios: