lunes, 14 de marzo de 2016

TENEMOS QUE AMARNOS



Hace unos días, de regreso a casa oi a una comunicadora de una emisora local afirmar que la única persona que siempre está con nosotros, en todos momentos y que nunca nos abandona es uno mismo.

Me llamó poderosamente la atención que una frase tan sencilla tuviera una connotación tan profunda y esto me movió a pensar y a plantearme la siguiente pregunta: ¿Por qué si esa afirmación es cierta somos tan descuidados con el amor y el cuidado que debemos profesarnos?

Especialmente las mujeres tendemos a centrar nuestras atenciones en el marido, en los hijos, en la casa, en el trabajo y ni siquiera dedicamos un tiempecito a mirar como tenemos las diferentes partes de nuestro cuerpo, por eso a veces nos llevamos sorpresas.

Ojalá que nos cuestionemos en torno a cuánto nos queremos, no sé las demás, pero yo siento tanto amor por mí que en algunas ocasiones me paso, pero si estoy totalmente convencida de que de no ser así no sería capaz de amar a los demás de la forma que lo hago…Nadie puede dar lo que no tiene.

A partir de hoy hagamos que la convivencia con nosotras ocupe un lugar privilegiado.


No hay comentarios: