jueves, 10 de agosto de 2017

VERSION BARRIAL DE LA HISTORIA DE ADAN Y EVA



Por mi barrio hay una esquina muy singular, es todo un manojo de posibilidades donde confluyen los elementos más inverosímiles que usted se pueda imaginar. Estoy segura que en cada barrio hay una esquina, pero ninguna como la mía, Es muy distinta a las de Ismael Miranda, que son todas iguales.

La esquina a la que me refiero se caracteriza porque una persona vende ropa de paca en plena calle, es una especie de mercado, donde puede aparecer todo tipo de frutas, víveres, cocos de agua, pollos, yaniqueques, etc.

Ese lugar es frecuentado por todo tipo personas. Hace unos días, mientras manoseaba ropas, pude escuchar la descabellada conversación que  sostenían dos tipos (con pintas de delincuentes), pero al hablar, se podía percibir que habían ido a la escuela:

-Oye, tú has oído hablar de Adán y Eva?
-Sí, me hablaban de eso cuando yo era chiquito;
-Talvez tú de pendejo crees en eso, mínimo hay que ser idiota…Te voy a decir que fue lo que pasó ahí, óyeme bien:
-El señor del pelo largo, o sea Dios, luego de que les dio vida, los dejó a los dos desnuditos, no sé con qué intención, fue por eso que la serpiente de Adán se comió la manzana de Eva.

Empecé a buscar la ropa en cámara lenta, no podía creer lo que entraba por mis oídos…
-Y después que el señor los encontró “emburujao”, quiso castigar a la pobre serpiente, la cual andaba erguida, condenándola a arrastrarse, yo estoy seguro que de ahí es que viene la impotencia de muchos hombres.


El otro se quedaba escuchándole con la cara como un idiota… Finalmente, el que llevaba la voz cantante, concluyó: culpable de que ambos pecaran, el que los hizo, cómo se  le ocurre que vivieran sin ropa?

No hay comentarios: